Ecuador vuelve a perder competitividad. Y ya van dos años consecutivos de caída en el informe que elabora anualmente el Foro Económico Mundial —en el que participa cada año la Escuela de Negocios Espae—, basándose en 12 pilares fundamentales. Este año, el país experimenta un fuerte remezón en el clima de negocios en Ecuador este 2017. Ocupa el puesto 97 de 137 países, mientras que en el 2016 estaba en el 91 (ante 138 países). En cambio, en 2013, estaba mejor posicionado con un notable 71, frente a 148 estados.

Entre los cinco factores más problemáticos, la corrupción ha desplazado este año a las cinco principales dificultades para atraer capitales. Es la cuarta. La primera es la inestabilidad política, seguida de los impuestos y de la regulación laboral restrictiva. En quinto lugar, la ineficiencia de la burocracia gubernamental obstaculiza la buena percepción extranjera.

Estos cinco factores están integrados en los 12 pilares sobre los que se basa el Foro Económico Mundial para hacer la medición. Hay algunos que ayudan más que otros.

Por áreas temáticas, lo que más beneficia a Ecuador es la salud y la educación primaria, seguido del entorno macroeconómico. Es decir, a ojos del inversor extranjero ni la apreciación del dólar ni la caída del precio del petróleo -tantas veces mencionadas como justificación del mal desempeño económico nacional desde 2014- dificultan el establecimiento de negocios en el país.

Sin embargo, la situación de las instituciones, la eficiencia del mercado de bienes y la del laboral degradan a Ecuador como destino para los negocios frente a otros países. El país, que el año pasado recibió menos de 800 millones de dólares en Inversión Extranjera Directa, solo está por delante de República Dominicana, El Salvador, Paraguay, Venezuela y Haití respecto a los otros estados de la región. Los vecinos Colombia y Perú están mejor posicionados en competitividad, en los puestos 66 y 72 respectivamente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here