Un vivero de plantas de frutillas o fresas líder en Chile ha lanzado una gama de nuevas variedades para los productores durante un evento de día de campo en uno de sus centros experimentales de investigación establecidos para apoyar a la industria.

La semana pasada, Agrícola Llahuen fue el anfitrión de decenas de agricultores y partes interesadas de la industria de América Latina en un sitio donde se están probando numerosas variedades de frutillas de la Universidad de California, Davis.

La idea detrás del centro experimental creado recientemente en Chanco, una zona costera de la región meridional del Maule con un clima moderado es generar información importante para transmitir a los productores que plantan las nuevas variedades.

En el sitio, se están llevando a cabo diferentes ensayos comparativos para determinar aspectos como las fechas óptimas para los planes de manejo de plantación y fertilización, así como el beneficio de túneles y microtúneles, entre otros factores.

Luego, se recopila información sobre características como los niveles de azúcar, la precocidad, el tamaño y el color de la fruta, para transmitirla a los agricultores para que puedan tomar decisiones más informadas sobre qué variedades sembrar y cómo administrarlas mejor.

Las nuevas variedades que se lanzaron en el evento el miércoles de la semana pasada incluyen a Fronteras, Petaluma, Granada y Cabrillo.

Jaime Maruri

Llahuen, que ha estado produciendo plantas de frutillas durante los últimos 45 años y también exporta plantas a varios países, ha lanzado anteriormente otros cultivares, incluidos Albion, San Andreas, Camarosa y Monterrey.

El gerente general de Llahuen, Jaime Maruri, dijo a Portalfruticola.com que Monterrey había sido lanzada hace varios años y ahora representa alrededor del 50% de los volúmenes de producción en la industria chilena de la frutilla, que está principalmente orientada al mercado congelado.

“Si una variedad es buena, se desarrolla muy rápidamente, en unos cinco años”, dijo, agregando que la variedad produjo buenos resultados bajo un rango de condiciones climáticas y también fue popular en países como Brasil, Perú, Ecuador, Colombia y México.

Él cree que había un gran futuro para el cultivar Fronteras, que actualmente se cultiva en grandes cantidades en California y México.

Es una variedad de día corto, lo que significa que responde a la duración del día y produce la mayor parte de su fruta en los días más cortos de primavera y otoño.

Maruri explicó que la compañía había decidido establecer el centro experimental y recopilar datos para reducir el riesgo que los agricultores tenían con las nuevas variedades y ayudarlos a tener una operación más exitosa.

“Ese es el principal beneficio de esta estación experimental”. Hay pocos viveros en Chile que hacen cosas como esta y creo que esto realmente apoyará el desarrollo de las frutilla en Chile”, dijo.

“Estamos haciendo cosas simples aquí que ayudan a los agricultores a tomar decisiones en sus huertos. Estos no son ensayos agronómicos altamente científicos, sino que estamos probando cosas sobre las cuales los productores normalmente nos preguntan”.

La compañía también planea realizar pruebas en el futuro cercano con producción en sustrato, incluso con turba de coco.

Dijo que este método de producción se ha vuelto cada vez más popular en otros países de América del Sur, como Brasil, ya que reduce la necesidad de mano de obra y evita ciertos desafíos fitosanitarios como los hongos del suelo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here