Un total de 18 pequeños productores del Azuay presentaron ayer sus mercancías en el Portal Regional de Artesanías de Cuenca, PRAC, con motivo del quinto aniversario de la Agencia de Regulación y Control Sanitario, ARCSA.

El objetivo de la iniciativa fue demostrar cómo, a través del cumplimiento de la normativa sanitaria vigente, los emprendimientos pueden salir adelante y crecer empresarialmente.
Uno de estos casos es el de Andrés del Turi, quien emprendió en la elaboración de pasta de tomate.

«El ARCSA nos ha permitido mejorar la calidad de nuestro producto a través de asesorías, y ferias en las que hemos dado a conocer nuestro producto», dijo Del Turi.
Adriana Inga es otra de las beneficiadas, ella produce papas fritas en funda, que son distribuidas a cadenas del Centro Histórico.

«A través del ARCSA hemos mejorado nuestra calidad. Nuestros clientes nos prefieren porque saben que adquieren un producto», indicó.
La coordinadora zonal de la Agencia, Florencia Neira, informó que este tipo de iniciativas se replicarán, con la finalidad de aportar al desarrollo de los emprendedores. (JPM) (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here