Previo a la sesión del Directorio de la Federación de Cámaras de Comercio de Ecuador, que se instaló esta tarde en Guayaquil, sus representantes mencionaron que las medidas económicas que anunció el Gobierno Nacional frenan el desarrollo económico del país.
Pablo Arosemena, presidente de la Cámara de Comercio de Guayaquil, manifestó que las medidas económicas, específicamente la tasa de $ 0,10 por unidad importada, más las 375 subpartidas arancelarias que serían incrementadas a los techos tope de la OMC, sería una bomba de la misma o peor manera que las salvaguardias.
Además, dijo que las otras medidas económicas no son favorables para el comercio, ya que reiteró que el anticipo del Impuesto a la Renta debe ser eliminado para todas las empresas, no solo para las que tienen ventas de $ 300.000 al año.
Agregó que están preocupados «por la mala señal» del posible aumento del Impuesto a la Renta del 22% al 25%.
«El comercio da empleo a más de un millón de familias en Ecuador, genera el 10% de la actividad económica del PIB, por lo que es fundamental para salir adelante, y de alguna manera en los últimos meses ha tenido un repunte positivo, porque se caducaron las salvaguardias, las cuales les achicaron el capital de trabajo al comerciante», indicó Arosemena, quien fue asesor en la campaña de Guillermo Lasso en las últimas presidenciables.
Tras ello, Patricio Alarcón, presidente de la Federación de Cámaras de Comercio del Ecuador, enfatizó que la agremiación está en total desacuerdo por las medidas económicas que dio a conocer el Gobierno, ya que solo buscan recaudar alrededor de $ 900 millones, mientras que con las salvaguadias el fisco recaudaba cerca de $ 730 millones al año.
«Estas medidas afectarán gravemente al sector comercial, pero más allá de eso, son malas señales para abrir mercados y atraer la inversión extranjera», manifestó.
Por ello y luego de la reunión privada que mantuvieron ayer con el presidente de la República, Lenín Moreno, el sector productivo del país presentará al Ejecutivo una contrapropuesta para que no se aplique la tasa de $ 0,10 y los aranceles.
Alarcón indicó que la próxima semana se reunirán con el Comité Ecuatoriano Empresarial y el resto de gremios, para trabajar en dicha contrapropuesta, con el objetivo de que no se tomen las medidas de las tasas y los aranceles
«Esperemos que al final el Gobierno se sensibilice con el clamor de los comerciantes», agregó Arosemena.
Mientras que Xavier Patiño, presidente de la Cámara de Comercio de Cuenca, calificó a este tema de urgente, ya que «mientras más rápido podamos hacerlo, debe ser bien hecho».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí