En Esmeraldas, las propuestas del presidente de la República, Lenin Moreno para reactivar la economía a través de acciones tributarias y el no incremento del precio de la gasolina, el gas, el diésel, la electricidad, ni tampoco el Impuesto al Valor Agregado (IVA), generaron empatía con los sectores productivos.

Una de las decisiones presidencial que agradó a comerciantes como Maribel Bolaños, propietaria de la ‘Distribuidora Plaza’, ubicada en calles Simón Bolívar  y 10 de Agosto, es el proyecto de ley que se enviará a la Asamblea para eliminar el anticipo del Impuesto a la Renta (IR) para las empresas cuyas ventas anuales no superen los 300.000 dólares.

“Cada año pago 800 y 1.500 dólares por ese impuesto, pero ahora lo podré invertir en mi negocio y con ello daré más fuentes de trabajo”. Con ella coincide Mónica Zurita, propietaria de una tienda de abarrotes.

10 años de recesión
Ella está convencida que con las reformas sus emprendimientos se fortalecerán. “Se nos cobra un valor que ni siquiera estamos seguros vamos a vender. Pero con lo que hará el Presidente estaré más holgada económicamente, porque cada vez que me tocaba cancelar el Impuesto a la Renta, tenía que andar buscando dinero para cubrir esa responsabilidad tributaria”, revela Zurita.

Otra de las acciones que implementará el Gobierno será que las microempresas ya establecidas no paguen el IR por sus primeros 11.000 dólares de utilidad y que los nuevos microemprendedores no paguen este tributo durante sus dos primeros años de existencia.

Con esa decisión tributaria está de acuerdo César Cabrera Villacrés, presidente de la Cámara de la Microempresa del cantón Esmeraldas. Cree que las accionen en su conjunto reactivarán la economía y por ende a su sector que agrupa a comerciantes y productores, sentirá el cambio positivo en su economía.

“Estuvimos casi 10 años con recesión económica y generación de empleo. Nos limitaron con los créditos, a la compra de la materia prima, todo eso nos restó competitividad frente a los comerciantes de otros lugares que en muchos casos no tributan”, manifestó, tras detallar que ellos suman más de 2.000.

Faltó atención
En cuanto a las posibles nuevas fuentes de trabajo que generaría la empresa privada, gracias a las exportaciones, aclara que no le favorece directamente como microempresarios, pero sí en su conjunto, ya que entre más gente trabajando haya en el país, más posibilidad de nuevos compradores.

Para el microempresario Daniel Del Castillo el Gobierno Nacional tiene una deuda con el sector comercial y productivo de la provincia de Esmeraldas, porque –agrega- la tan promocionada reactivación económica después del terremoto del 16 de abril de 2016 no se cumplió.

“Con las nuevas medidas esperamos que parte de los recursos que se recauden sea bien invertidos, porque así, sí se puede reactivar el sector comercial que está en crisis”, expresó Del Castillo.

Una de las acciones que ya ejecutó el Presidente es la disminución del 10% el sueldo de los servidores públicos del jerárquico superior, la limitación de contratación de consultorías, pagos de horas extras y viáticos, además de que se suprimió la compra de vehículos de lujo y los gastos innecesarios en pasajes que se estima generaría un ahorro de 500 millones de dólares anuales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here