525
Es picante y tiene un sabor que recuerda a la pimienta y al rábano. El berro se puede utilizar en numerosos platos, pero ¿qué se necesita para que medre este pequeño vegetal? Desde 1938, la empresa Sint-Lucie cultiva berros en Lauw, cerca de Tongeren (Bélgica). Ahora, casi 80 años después, Frank Vansimpsen, nieto del fundador, y Christel, su hermana, dirigen la empresa, y se encargan de todo el proceso, desde la semilla hasta el envasado.
«Cada año, a principios de abril, se retira el berro antiguo y plantamos el nuevo», dice Frank, quien tomó el timón de la compañía de manos de sus padres junto con su hermana en 2010. «Cultivamos nuestras propias semillas en junio. Antes de sembrar, hay que retirar todas las plantas viejas y hay que limpiar las bandejas a conciencia. Como las semillas son muy pequeñas, las mezclamos con arena. Dos semanas después, las plantas brotan y echamos agua en las bandejas. En cuatro semanas más, ya se pueden cosechar berros».
sta empresa de Lauw solamente cultiva berros blancos. Según Frank, existe también una versión roja, aunque se ciñe a su experiencia con el berro blanco. «He oído hablar del berro rojo, pero nosotros nos limitamos al blanco porque no tenemos espacio para probar cosas nuevas. Además, tampoco nos lo demandan». Frank dice que cultivar berro blanco no entraña ninguna dificultad, el único inconveniente es que todo se debe hacer a mano. «El berro se cultiva en bandejas de medio metro de profundidad, en un suelo donde no deja de fluir el agua. Que el agua sea clara es especialmente importante para estos vegetales. En los meses de verano, cultivamos a campo abierto y, en invierno, se cubren las bandejas con plásticos para proteger las plantas frente a las heladas. Cultivamos todo el año y nuestros precios son los mismos todo el año».
Estanques de peces
El empresario indica que no utiliza plaguicidas, simplemente porque a los berros no les afectan enfermedades, como afirma. «El berro es una planta purificante debido a las microfibras de sus raíces. Por ese motivo, también se emplea para limpiar el agua de los estanques de peces», añade Frank. Aunque el berro no padece enfermedades, hay otras plantas que pueden suponer una amenaza para este pequeño vegetal. «Una hierba que nos preocupa es la cola de caballo, que es muy difíciles de combatir. Los caracoles también nos un problema para nosotros. Como intentamos cultivar de la forma más natural posible, es un problema que tenemos que aceptar. Siempre lavamos los manojos de berros antes de envasarlos, pero es imposible eliminar todos los animalillos que se ocultan en el manojo. Sigue siendo un problema del que no podemos deshacernos. Al fin y al cabo, cultivamos a campo abierto y no en nuestra sala de estar». Un inconveniente del berro es su corta vida útil, si bien el empresario ha logrado prolongar su vida útil unos días. «Gracias a nuestros envases, los berros no duran cuatro días, sino diez», afirma Frank. «Envasamos en bolsas flow-packmicroperforadas. Empezamos a utilizar una nueva línea de envasado y ahora trabajamos con películas plásticas preimpresas. Gracias al embalaje, los berros tienen una vida útil más larga».
Capacidad
Con el paso de los años, Sint-Lucie ha crecido hasta convertirse en una empresa con siete plantaciones. Desde que las cadenas de supermercados belgas Delhaize y Colruyt se convirtieron en clientes, Frank ha tenido que ampliar la empresa de forma considerable. «Por ahora, tenemos 2,5 hectáreas de tierra», detalla el productor. «Nuestra empresa ha crecido ligeramente en los últimos años, pero no mucho, y eso es porque hemos llegado al máximo de nuestra capacidad y no queremos adquirir más viveros. Por tanto, no creo que crezcamos más. En realidad, los nuevos mercados no son un objetivo, porque hemos llegado a nuestro límite. Además, conducimos hasta Bruselas seis días a la semana, para poder vender todos los berros en el mercado CE de mayoristas. Los clientes de todo el Benelux compran allí sus productos. Desde ese punto, nuestros berros toman destino a clientes de los Países Bajos , Luxemburgo y Bélgica. Los berros de Delhaize y Colruyt se entregan directamente en su almacén».
Esta empresa no solo provee a mayoristas y supermercados. Este año, Sint-Lucie ha trabajado con la empresa de kits de recetas HelloFresh por primera vez. «Ha sido una cooperación muy placentera», reconoce Frank. «Naturalmente, se necesitan muchos volúmenes, por lo que, desgraciadamente, solo podemos hacerlo dos veces al año. Todo se hace a través de nuestro cliente Vroegop, en Ámsterdam, que abastece a HelloFresh. Ya estamos deseando que llegue el próximo pedido».
Cerveza de berros
Si el puré, el suflé o el sorbete de berros ya no nos dicen nada, siempre podemos probar la cerveza de berros. Según Frank, la cerveza de berros se le ocurrió cuando tomaba cerveza, aunque sin el berro como ingrediente. «Es una cerveza muy sabrosa y tiene especial éxito localmente. Como es natural, nos gustaría darnos más a conocer nacional e internacionalmente, pero, seguramente, será difícil, porque ya existen muchos tipos de cervezas. No obstante, es un producto único, no existe ninguna otra cerveza de berros en todo el mundo. Es la única forma en que procesamos nuestros berros».
Ya sea para añadir a ensaladas, cerveza o pasta, las ventas de berros de Sint-Lucie llevan buen camino. «Yo creo que el futuro del berro está garantizado, considerando que es el vegetal más saludable del mundo», apunta Frank. «Y en cuanto a nuestra empresa, tendremos que esperar si tendremos sucesores, como mi hermana y yo y nuestros padres antes que nosotros. Mis hijos solo tienen 7 y 10 años, y mi hermana no tiene ninguno, así que ya veremos cómo acaba todo. Lo único que podemos hacer es esforzarnos al máximo para que nuestra empresa se mantenga con buena salud y así dejar la mejor herencia posible».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here