El café de ajo» puede ser una bendición para las mujeres embarazadas amantes del café que se abstienen por razones de salud. Un hombre en el noreste de Japón ha inventado una bebida que parece y sabe a café, pero está hecha enteramente de ajo cultivado localmente.

«Mi bebida es probablemente la primera del mundo de este tipo», dijo Yokitomo Shimotai, de 74 años, propietario de una cafetería en la Prefectura de Aomori. «No contiene cafeína, así que es buena para aquellos que quieran tomar café por la noche o mujeres embarazadas».

Shimotai, que lanzó a la venta la bebida en enero, explica que fue inventada accidentalmente por un fallo en la cocina hace unos 30 años, cuando quemó un filete y el ajo mientras atendía las mesas al mismo tiempo en su establecimiento.

Trituró el ajo chamuscado con una cuchara y lo mezcló con agua caliente. Cuando lo bebió, se sorprendió de su sabor amargo a café.

Shimotai comenzó a investigar la bebida después de su jubilación, destinada a convertirse en un producto.

Después de repetir ensayos y errores sobre la forma óptima de hacerlo, hace unos 5 años, creó un «café» con el que está satisfecho, asando en un horno eléctrico el ajo. Después de enfriarlo, el ajo se rompe y se filtra.

Shimotai patentó el método en 2015 y abrió un taller en la vecina Prefectura de Iwate.

Mientras que su bebida tiene un aroma a ajo asado, no causa mal aliento porque está cocinado completamente a la parrilla, según Shimotai.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here