Un grupo de diseñadores tailandeses e ingenieros ha desarrollado un plan para convertir la bicicleta en una máquina que realmente limpia el aire contaminado mientras avanza. Por el momento sólo es un prototipo, pero la empresa Bangkok Lightfog tiene ahora la misión de poder llevar el concepto al plano comercial. En teoría, su marco de aluminio se ejecutaría en un “sistema de fotosíntesis” que genera el oxígeno a través de una reacción entre el agua y la energía eléctrica de una batería de iones de litio.

“Queremos diseñar productos que pueden reducir la contaminación del aire en la ciudad, así que decidimos diseñar una bicicleta porque pensamos que las bicicletas son vehículos ecológicos para el transporte”, explica el director creativo Silawat Virakul a Co.Exist. Para poder concretar el plan aún necesitan de más estudios, como por ejemplo sobre la batería, o que subproductos utilizaría.

Aún no está del todo clara la efectividad que podría tener, ya que si bien produce aire limpio, se necesitaría demasiada cantidad de estas bicicletas para generar un efecto ambiental concreto. Sin embargo, el prototipo ya ha obtenido el premio Red Dot al major concept futurista.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here