Luego de entrar en funcionamiento en agosto de este año, ahora la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales (PTAR) recibe el agua de un recolector ubicado en la avenida Carchi, mientras se construye otro en la Cristóbal de Troya, para recoger las aguas provenientes del río Ajaví.
Con este último se lograría un 60% de tratamiento, teniendo hasta el próximo agosto de 2018 un proceso casi del 100% de aguas residuales del cantón.
A través de un recorrido, efectuado ayer, se conoció cada una de las etapas de tratamiento del agua que llega a la planta con restos de todo tipo y gran cantidad de basura.
Alfonso González, encargado de la PTAR y parte de la empresa española Construcciones Acciona Agua que asesora a la Emapa – I (Empresa Municipal de Agua Potable y Alcantarillado) en este proceso, indicó aspectos técnicos de la planta.

 

Funcionamiento

El agua recolectada ingresa a la planta con todo tipo de residuos, para lo que existe la zona donde se tamizan los restos grandes. Luego continúa un proceso de eliminación de arena y grasas, y posterior a ello un tratamiento para eliminar bacterias y todo tipo de parásitos.
Finalmente, tras todo el proceso, el agua sale apta para ser utilizada en riego o para lavado y limpieza de jardines, patios o calles.
Según expresó González, todo el tratamiento, hasta llegar a obtener el agua clara y lista para utilizarse, toma alrededor de 20 días, sin embargo el tiempo es variable, pues depende de algunos factores.
La planta, que tiene una capacidad de 6.600 metros cúbicos por hora, está proyectada para una población para los futuros 30 años.
En la actualidad se aspira la construcción de dos colectores más para la zona de La Victoria y El Alpargate, para lo cual se necesita una inversión cercana a los 840 mil dólares, según explicó Arturo Fuentes, gerente de la Emapa – I.
El funcionario sostuvo que con estos dos se llegaría a completar el 100% de tratamiento de las aguas residuales del cantón.

 

La PTAR

Personal español, perteneciente a la empresa Acciona, continuará brindando asesoría durante un año, es decir hasta el 2018. Se indicó que la planta tiene cerca de 10 funcionarios, un jefe de planta, un ingeniero electromecánico, un laboratorista y seis personas que se encargan del control del proceso.
La planta, que tiene una inversión total de 34 millones de dólares, según indicó Fuentes, es de las mejores del país por su nivel tecnológico.
El principal de Emapa – I expresó que el lugar recibe la visita de estudiantes y profesionales de forma constante para entender los procesos y formas de funcionamiento de la PTAR.

1 COMENTARIO

  1. CONSIDERO QUE EL TRATAMIENTO DE LAS AGUAS DEBE SER TOTAL O NO DEBIO CONTRATARSE UN PRESTAMO PARA QUEDAR EN LAS MISMAS CONDICIONES EL RIO TAHUANDO. A SI SEA EL 20, 60% LA CONTAMINACION CONTINUA LAS BACTERIAS VIVEN IGUAL QUE LOS QUE NOS ENDEUDARON SIN PREOCUPARSE DEL TODO.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí