Un equipo de científicos chinos ha desarrollado varios tipos de arroz que se pueden cultivar con agua de mar. Los investigadores han intentado cultivar el grano en agua salada durante décadas, pero solo ahora han desarrollado variedades comercialmente viables. Las nuevas variedades se cultivaron en campos del este de China. Se plantaron 200 tipos diferentes del grano para investigar cuál crecería mejor en condiciones saladas.

El agua del mar se bombeaba hacia los campos, se diluía y luego se canalizaba en los arrozales. Los científicos esperaban producir 4,5 toneladas de arroz por hectárea, pero superaron las expectativas, y en un caso lograron hasta 9,3 toneladas por hectárea. Hay un millón de kilómetros cuadrados de tierra en China donde los cultivos no crecen debido a la alta salinidad. Los científicos esperan que el desarrollo del nuevo arroz permita que algunas de estas áreas se utilicen para la agricultura.

Si incluso una décima parte de estas áreas se sembrara con arroz, podrían producir 50 millones de toneladas de alimentos, suficientes para alimentar a 200 millones de personas e impulsar la producción de arroz de China en un 20%. El nuevo tipo de arroz fue desarrollado por un equipo que ha pasado décadas tratando de desarrollar arroz que crezca en diferentes condiciones. El gobierno chino ha estado investigando cómo cultivar arroz en aguas saladas desde la década de 1970.

El arroz de agua salada actualmente está a la venta y cuesta unas ocho veces más que el arroz convencional. A pesar del coste ya se vendieron seis toneladas de granos y los consumidores elogiaron su sabor y textura.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí