La principal zona bananera de Colombia, ubicada en la región de Urabá, en la frontera con Panamá, quedó bloqueada por un paro de transportistas que protestan por la re-ubicación de los puestos de cobro de peaje.
La zona está paralizada desde el 3 de enero y afecta a más de 500 mil habitantes y las exportaciones de las fruta hacia los mercados de Estados Unidos y Europa.
Según reportes de dirigentes sociales de la zona de Urabá, en las últimas horas se han presentado enfrentamientos entre manifestantes y la Fuerza Pública. Un oficial de la Policía de Colombia y sus escoltas fueron agredidos por los manifestantes, fueron quemados tres vehículos y los surtidores de combustible de tres Estaciones de Servicios de distribución de gasolina.
En el poblado de Carepa, dos civiles fueron heridos con arma de fuego y uno de ellos recibió el proyectil en la cabeza, mientras en otros lugares de la zona continúan la quema de vehículos y motocicletas que se atreven a circular por las carreteras.
Las dos poblaciones más importantes de la zona bananera como son Apartado y el puerto marítimo de Turbo, también son afectadas por la protesta contra los peajes que tienen un costo que oscila entre tres y ocho dólares, según el vehículo de pasajero o de carga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí