Adrián Botti de Moño Azul Argentina

Actualmente la actividad económica en el sector de la fruta experimenta una crisis debido en gran parte, al desajuste provocado por los altos costos. Hoy día son varios los factores que provocan esta situación y cada vez se hace más necesario contenerlos de forma sincronizada por parte de los productores, comercializadores y el Gobierno de Argentina. Para actuar contra esta crisis, el Gobierno ha puesto en marcha el Régimen de Emergencia Económica, una herramienta que brinda apoyo a la continuidad de la producción en la región, ayudando así a paliar los efectos de una situación que llevó a varias empresas al límite de la operatividad y a otras casi a su desaparición.Dentro de este Régimen de Emergencia se encuentra la empresa Moño Azul, cuyo responsable comercial para Latinoamérica, Adrián Botti, nos comenta lo siguiente: “anualmente embalan 3 millones de cajas de manzanas y peras que se envían a los mercados más exigentes, por lo que nuestra apuesta en la presente temporada es aumentar el volumen trabajado en la anterior, de forma que podamos disminuir los efectos de esta crisis de costos”.

Botti explica que “realmente somos optimistas para la presente temporada, porque confiamos en que la alianza comercial que tenemos con Europa es clave para Moño Azul. Creemos que se pueden dar las condiciones para que sea un año de oportunidades, por eso, estar presente en la Feria de Berlín es fundamental para mantener el contacto con nuestros clientes actuales y potenciales. Por otro lado, el feedback de los mercados en esta feria es muy importante en la toma de decisiones comerciales”.En la temporada anterior, los mercados que mejor funcionaron para la pera fueron Estados Unidos e Italia, mientras que para la manzana seguimos teniendo una mejor respuesta en el mercado local, que se destaca ampliamente como el mejor. Entre las variedades de pera con las que trabajan en Moño Azul se encuentran la Williams, B.D’Anjou, Packhams, Abate Fetel y B. Bosc, mientras que en las manzanas su producción se centra en Red Delicious, Gala, Cripps Pink y Granny Smith.

En la actualidad, las ventas en los mercados nacional e internacional se encuentran en ascenso, exportando más de dos millones de cajas anualmente a Brasil, Estados Unidos, México, Canadá, los países de la Unión Europea, y Europa del Este, así como a países del Mediano y Lejano Oriente. En el mercado nacional, la compañía provee a las grandes cadenas de supermercados y a tiendas minoristas un volumen de entre 800.000 y 900.000 cajas al año.En este mes de enero ha comenzado la temporada de cosecha de Pera Williams, aunque Botti aclara que procesan “más de 60.000 toneladas de fruta fresca por año, que empacamos en nuestras dos grandes plantas empacadoras, donde clasificamos la fruta por variedad, tamaño y color mediante modernas líneas de pre packing y packing”. La fruta de Moño Azul se conserva en cámaras frigoríficas propias de Atmósfera Controlada y Dinámica, “además cuenta con 16 túneles de pre enfriado con capacidad de enfriar 32 pallets cada uno en 24 horas”.

Moño Azul es una empresa argentina, productora de manzana y pera, que posee más de 1.700 hectáreas de tierras en Río Negro y Neuquén, plantadas con frutales de pepita y carozo, cuya ubicación geográfica y sus características climáticas favorecen una excelente calidad y sanidad en sus frutas. A la producción propia de Moño Azul, se suman aproximadamente otras 1.000 hectáreas de productores integrados, que trabajan bajo las mismas pautas técnicas y ambientales.
drián Botti nos explica que utilizan “las técnicas más modernas en la conducción de nuestras plantaciones como el sistema de Producción Frutícola Integrado, una tecnología que minimiza el uso de pesticidas y fertilizantes químicos, basándose en el Manejo Integrado de Plagas, la Gestión Nutricional Integrada y la Sustentabilidad como principales pilares de la producción”. Moño Azul cumple con protocolos de producción con bajos residuos, Global GAP® – Grasp, Buenas Prácticas de Manufactura y HACCP, el Sistema de Análisis de Peligros y Puntos Críticos de Control, tanto en sector productivo como en las plantas procesadoras.

Esta empresa cuenta además con un informe que indica su excelente posicionamiento de marca en el mercado interno, así como el reconocimiento de su calidad internacionalmente. Dicho informe concluye que la marca Moño Azul cuenta con un 47% de valoración positiva del consumidor final y de un 82% de los encuestados a nivel mayorista. En países como Brasil, México y Perú, Moño Azul continúa siendo una marca líder con una trayectoria reconocida a a través de los años.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí