El ministro de Trabajo de Ecuador, Raúl Ledesma, advirtió que existen sanciones para los empleadores que cambien los contratos de sus empleados actuales. La sanción equivale al despido intempestivo.

El gobierno ecuatoriano ultima detalles de las nuevas modalidades de contrato para los sectores acuícola, florícola, ganadero, agricultura, turismo, construcción  y artístico, cuyo objetivo es la reducción de los índices de desempleo, subempleo e informalidad.

La propuesta que, según anunció el ministro de Trabajo, Raúl Ledesma, será presentada en este semana; implica un incremento salarial de entre 15% y 25%, que las nuevas modalidades de contratos.

El secretario de Estado aclaró que los contratos previstos sólo regirán para nuevos empleos por lo que el Ministerio tiene un sistema “minucioso” para controlar el cumplimiento y sancionar a los empleadores que migran o cambian los contratos de los trabajadores actuales que constan en nómina.

“En el momento en que usted registre un contrato de un empleado, que ha sido  migrado del contrato indefinido o de cualquier otra modalidad a una nueva modalidad, en ese momento es absolutamente nula esa migración y tiene una sanción muy fuerte, equivalente al despido intempestivo”, aclaró.

En el caso del sector florícola que ha solicitado jornadas de lunes a sábado hasta cumplir las 40 horas, Ledesma comentó que existirá un recargo para el sábado.

“No sirve de nada que yo haga trabajar a un empleado en un horario que no tiene un resultado productivo para la empresa y para el trabajador, este último debe con su trabajo generar una productividad mayor, ganar más dinero y un mayor bienestar para su familia” explicó.

Sobre los cuestionamientos a las nuevas modalidades contractuales por parte de empleadores y gremios sindicales, Ledesma indicó que quienes los critican deben analizar  “qué hacemos con los desempleados en el Ecuador», Dijo que en el país existen 300.000 desempleados y 4’100.000 en el subempleo por lo que la respuesta del Ejecutivo es «darles trabajo”.

Explicó que en estos sectores productivos «no sirve» la modalidad de contrato indefinido y recordó que el segundo contrato más registrado en Ecuador es el eventual, a 180 días al año, y apenas llega al 3% de trabajadores.

En el sector turístico, por ejemplo, se requiere personal específico para eventos y por temporadas. El ministro del ramo, Enrique Ponce de León, manifestó que la nueva modalidad es un «clamor» de la industria turística.

«Con la nueva modalidad se va a permitir que se incrementen las fuentes de trabajo en el sector y que se rompa con la informalidad», apuntó el ministro.

El presidente de la Unión General de Trabajadores del Ecuador (UGTE), José Villavicencio, aseveró en entrevista con Andes que los nuevos contratos que se planteen tienen que garantizar los derechos laborales para los trabajadores.

“Esos nuevos tipos de contrato únicamente deben ser para esas áreas específicas y se debe aplicar para la gente que no tiene un empleo, vamos a estar vigilantes de que no se pretenda migrar los contratos indefinidos, porque eso significaría precarización laboral”.

Dijo que debe garantizarse la estabilidad laboral en los sectores económicos tanto en la construcción, como en el turístico.  Además de los beneficios de la seguridad social y un salario digno que cubra las necesidades del trabajador.

“No se puede, a pretexto de generar empleo, violentar el derecho a la estabilidad y el pago de horas extras y suplementarias. Aspiramos a que estos nuevos contratos podamos también discutirlos en el nuevo Código de Trabajo”, sostuvo.

Aseguró que seis de cada 10 ecuatorianos no tienen un empleo adecuado y que por ello hay que revisar los distintos mecanismos y propuestas para generar fuentes de empleo. Según Villavicencio hace falta una política integral en el sector agrario para que la gente que migró del campo a la ciudad retorne y pueda trabajar en la producción agrícola nacional.

En tanto, el director Jurídico de la Cámara de Industrias y Producción, Xavier Sisa, dijo a esta agencia que la iniciativa de crear nuevos contratos es positiva para los distintos sectores que no están regulados.

Sin embargo, Sisa cuestionó que no se pueda cambiar a los trabajadores actuales a las nuevas modalidades de contrato, porque esas actividades productivas también los involucra y necesitan mejorar sus costos de producción.

Sugirió regular cada actividad productiva según sus requerimientos e integrar esas reformas en el Código Laboral.

Sisa manifestó que en “el caso ganadero y agrícola hay una necesidad particular de trabajar más días a la semana, no más horas, aunque hay que respetar los descansos de las personas”.

Dijo que el problema actual es mantener el empleo ya existente, que eso implica generar condiciones a favor de los trabajadores, para que las empresas sean sustentables y puedan dar empleos dignos.

Según adelantó el ministro, los nuevos modelos de contrato establecerán particularidades, incluido horarios, de acuerdo con la realidad de cada sector.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí