Las capturas de atún en el este del Pacífico este año son aproximadamente la mitad del nivel observado en este momento en 2017, según varias fuentes de las empresas pesqueras de atún ecuatoriano a  Undercurrent News. 

«2018 podría ser un año difícil [si las capturas siguen siendo tan bajas]», dijo Olmedo Zambrano, gerente general de Eurofish , un grupo ecuatoriano que posee 13 buques atuneros.

Las capturas han sido más escasas en «el sur», o aguas peruanas, donde algunas firmas ecuatorianas poseen licencias para pescar, dijo Pablo García Barriga, gerente de operaciones de flota en Servigrup, un armador con siete embarcaciones.

En diciembre y enero ha habido buena pesca, aunque no abundante, al sudoeste de las islas Galápagos. Pero, desde el final del período veda en enero, cruzar arroyos ha dificultado la pesca y las capturas en Perú son «infinitamente más bajas que el año pasado», dijo García (ver entrevista en video en español), y agregó que espera que las capturas se recuperen pronto. . La menor disponibilidad provoca una mayor competencia entre los barcos que pescan en la región.

Sin embargo, el director ejecutivo de la asociación de pesca del atún ecuatoriano, Luigi Benincasa Azua, hizo hincapié en que era demasiado pronto para juzgar las capturas, ya que el cierre del veda había terminado recientemente y en los últimos años los volúmenes de pesca han sido relativamente estables.

Mientras tanto, a pesar de las capturas más lentas, los precios del barrilete en Manta cayeron a $ 1,600-1,750 por tonelada métrica, luego de una caída en los precios en Bangkok, Tailandia, según las fuentes. Si las capturas permanecen en este nivel, no deberían caer más, dijeron algunos. Los precios del atún aleta amarilla son normalmente alrededor de $ 400 / t más altos que sus pares de barrilete. Benincasa no hizo ningún comentario sobre el nivel de precios.

La flota atunera ecuatoriana, con 116 embarcaciones, es la más grande en el Océano Pacífico oriental. El año pasado, su participación aumentó a 47.1% de las capturas totales de 43.6% en 2016, según cifras de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT).

En 2017, la captura estimada de cerqueros y buques cañeros y de línea en el Océano Pacífico oriental ascendió a 607.819t, frente a las 636.557t de 2016. La disminución se debió principalmente a las menores capturas de aleta amarilla, señaló Benincasa.

El año pasado, la flota ecuatoriana capturó 286.383 toneladas, o el 47,1% del total. México captó 108.776t, o el 18% del total, Panamá el 11% y los EE. UU. El 6.3% del total.

El puerto de Manta, que es el más grande de Ecuador, vio que los desembarques alcanzaron su capacidad casi total en varios meses el año pasado, dijo Benincasa, señalando que además de la flota atunera ecuatoriana, buques de Panamá u otros países vecinos estaban descargando allí.

Esta es la razón por la cual Manta es conocida en Ecuador como la «capital del atún» del Pacífico Oriental. En la actualidad, otra empresa española está construyendo otro puerto más pequeño cerca de Manta. Se espera que esté listo dentro de uno o dos años, según Benincasa.

También señaló que las autoridades ecuatorianas estaban llevando a cabo controles estrictos sobre las capturas. Además, observadores están en su lugar para asegurarse de que se respeten todas las prácticas, de acuerdo con las reglas de la CIAT, dijo.

Benincasa también señaló que la nueva ley de pesca , que actualmente está siendo elaborada por el gobierno, mantendría la transparencia actual, pero haciendo que la regulación sea más ágil, acelerando algunas prácticas burocráticas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí