El proyecto de cultivo de conchas en la parroquia Cojimíes de Pedernales no resultó como se esperaba.

Estefany Solís, bióloga pesquera del Gobierno Provincial de Manabí (GPM) y del proyecto Manabí Produce, dijo que en agosto del 2017 se efectuó la limpieza, desinfectación del suelo, fertilización del agua, la construcción de las jaulas y el sembrío de conchas que inició en septiembre.

Indicó que se construyeron 250 jaulas y por jaula se ubicaron 100 semillas (conchas), y mediante la evaluación hubo una talla de 4,5 centímetros que es la comercial, y hubo una producción de un 80 % en el proyecto.
Mencionó que el GPM ayudó con insumos, materiales para el proyecto y asesoría. Lo realizado fue la primera fase del proyecto, se efectuará una segunda en la que habrá cambios y se dejarán de lado las jaulas, porque las conchas no desarrollaron como se pensó debido a que no estuvieron en su hábitat original, ya que hubo una tasa alta de mortalidad de las conchas que llegó a un 30 o 35 por ciento.
Fase. Macario Cheme, integrante de la Asociación de Productores Acuícolas de Conchas Artesanales del Churo, agradeció al municipio y al GPM por el proyecto, sin embargo afirma que este no dio resultados debido a que no hubo la producción esperada.
Aseguró que una de las razones por los conocimientos que tiene como pescador artesanal, es que la concha no estuvo en contacto con el lodo, debido a que se mantuvo en una jaula y no se aireó el agua de la piscina donde se hizo el proyecto. En las seis jaulas que tuvo solo se produjeron 440 y 160 murieron. “Lo otro fue que la concha no creció como se lo esperaba”, dijo.
El pescador Yimi Bone espera que en esta segunda fase mejore la producción.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí