El uso de la palma de cera para la elaboración de ramos de Semana Santa afecta el hábitat de aves propias del país y genera daños a la fauna endémica de la región que pueden tardar varios años en resarcirse.

Evitar que la tradición afecte al ecosistema es el objetivo de la campaña lanzada ayer por el Ministerio del Ambiente.

El coordinador zonal del Ministerio, Juan Pablo Rivera, detalló que la campaña denominada ‘Tradición y conservación van de la mano’ busca crear consciencia en la población para que compre ramos elaborados con especies de rápida recuperación, como el romero, arrayán, manzanilla, maíz, totoras, trigo, ciprés, pino, entre otras.

Recordó que la palma de cera es el hábitat del loro orejiamarillo y el perico cachetidorado, dos especies que “pueden llegar a la extinción, si no cuidamos su entorno natural”.

Actividades
Dentro de las actividades de la campaña, el Ministerio ha ejecutado charlas de educación ambiental en escuelas y colegios de los cantones Girón, Paute y Cuenca. Además, se brindaron capacitaciones a los pobladores de la parroquia Molleturo y la cuenca del Río Paute para que conozcan la importancia de la palma de cera y no la utilicen para la elaboración de ramos.

Adicionalmente, se coordinan acciones con organismos de control como la Guardia Ciudadana y la Policía Nacional para evitar la venta y traslado de ramos elaborados con palma de cera. (JPM) (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here