La situación de la banana es bastante alarmante y existe una gran brecha entre los precios en origen y los precios al consumo en el mercado italiano y europeo. Ecuador tira de todo el segmento y, pese a su elevada producción, logra colocar todo el producto. Los rusos están importando mucho producto, por lo que ocupan una posición principal. Las multinacionales como Chiquita, Dole y Del Monte trabajan con contratos y después hay varios exportadores e importadores que envían principalmente a los países árabes.

«En Ecuador, los precios son prohibitivos, también debido a la elevada especulación. La semana pasada, los precios FOB rondaban los 17-18 dólares. Comprar a 18 dólares y vender a 16 no es un buen negocio para el mercado europeo, por eso no encontramos muchas bananas ecuatorianas en el mercado italiano y europeo», explica Emanuele Zardetto (en la foto), de

Zardetto Trading, negocio familiar que importa y exporta bananas de Sudamérica desde hace doce años. «Además de ser medio sudamericano, he estado en países productores como Ecuador, Costa Rica y Colombia muchas veces, y pronto visitaré México también».

«Para las bananas, este es uno de los años más raros. Por descontado, quienes firmaron contratos con Ecuador en diciembre a 9,50 dólares FOB no pueden cumplirlos, así que los exportadores también se están enfrentando a dificultades. Por eso, muchos se han decantado por otros orígenes, como México y Colombia. No ha sido fácil encontrar producto. Tuvimos que dejar de importar de Costa Rica porque la fruta había quedado dañada por las inundaciones. En cuanto a Colombia, hay algunos volúmenes disponibles a través de pequeños exportadores independientes a precios más razonables. Los envíos de México también son más manejables».

Según el importador, la situación debería prolongarse al menos otro mes y medio. «Después, se prevé que mejoren las condiciones meteorológicas, por lo que la producción debería aumentar. Los precios continuarán altos hasta finales de marzo o principios de abril. Abril se espera que sea un buen mes para las ventas, con buena demanda».
No debemos olvidar que, en Italia, las bananas se venden bien hasta primeros de junio, tras lo cual el consumo cae. «Tenemos que aprovechar el periodo positivo, sobrevivir al verano y reanudar la actividad en septiembre hasta fin de año».
El precio de las bananas verdes en el mercado al contado ha subido rápidamente. Cuando se le pregunta si se espera lo mismo en Europa para las bananas amarillas, el importador responde: «El mercado de la banana amarilla es un poco particular, pues se rige por las tendencias de los supermercados. Siempre supone un riesgo trabajar con el segmento detallista, porque nunca se sabe si los programas cambiarán. Por eso, nosotros preferimos trabajar con las bananas verdes».

Sigatoka
«Es un problema bastante serio, sobre todo en México, mientras que la situación está más controlada en Ecuador. Podría propagarse o agravarse si lloviera más. La época del monzón comenzó hace tres o cuatro semanas en Ecuador y cualquier problema no se manifestará hasta mayo. En México, los problemas comenzaron hace un mes y medio en la región del Pacífico (Manzanillo), pero se prevé que mejoren. La situación está más controlada en la región del Atlántico (Veracruz), donde las temperaturas y los volúmenes son bajos». La sigatoka no causa grandes problemas en Costa Rica y Colombia.
Mercados
Según Emanuele, el mercado norteafricano es muy interesante. «Por ejemplo, estamos enviando producto a Túnez. Los clientes son difíciles, pero hay excelentes consumidores de banana. El norte de Europa es otro destino importante. Róterdam y Amberes son un buen canal para llegar a los mercados de Europa del Este, que también son grandes consumidores de banana. Hay menos competencia y los clientes son muy leales y pagan rápido. A muchos les gustaría cargar de forma directa, pero la logística en los puertos del Adriático es más complicada».

En Italia, Zardetto Trading descarga ahora mismo bananas colombianas en el puerto de Livorno y también está previsto importar de México. «De todas formas, preferimos vender fuera de Italia porque el mercado nacional es más difícil de manejar». Emanuele está convencido de que el puerto de Civitavecchia es uno de los mejores para comercialización, mientras que el de Gioia Tauro es el peor.

«El transporte en contenedor era mucho más complicado en 2005-2006. Tan solo unas cuantas compañías entraban en el Mediterráneo (Maersk y otras más pequeñas). MSC ha crecido mucho en los últimos años. Ahora solo se tardan 24 días en llegar a Túnez, aunque hay algunas rutas complicadas. Los tiempos de tránsito son más largos en algunos países árabes y se necesitan contenedores especiales».

Los antes famosos barcos bananeros que cargaban bananas sueltas ya no se utilizan. «Ningún operador quiere arriesgar barcos enteros».

Hablar el idioma local es un plus
«Hemos forjado relaciones fuertes con las cooperativas de productores, así que podemos proveer la mejora calidad a un precio justo. Nos encargamos del control de las bananas nosotros mismos con visitas locales y mediante equipos locales. Hablar el idioma local, e incluso el dialecto local, garantiza un mejor trato».

La empresa
«Somos muy flexibles y tratamos de satisfacer las necesidades de nuestros clientes con servicios disponibles las 24 horas del día 7 días a la semana. Vendemos en el mercado al contado o con contratos mensuales o anuales con precios fijos, en condiciones FOB/CIF, pero también all inclusive T2 FOT en el mercado europeo. Exportamos nuestro producto a Italia, Bélgica, los Países Bajos, Polonia, Rusia, Albania, Serbia, Bulgaria, Egipto, Túnez y Jordania mediante empresas líderes como MARFRET, MSC y Maersk».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí