Luego de que los arroceros protagonizaran cierres de 4 vías en Guayas y Los Ríos, ayer el ministro de Agricultura, Rubén Flores, explicó cuál es la situación. El funcionario corroboró lo anunciado por el gerente de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA EP), Paulo Proaño: que la entidad ya tiene $ 1 millón para pagar lo adeudado a los agricultores y captar la cosecha de invierno. Ese valor pendiente correspondía a la compra de quinua hace tres años. Detalló que los $ 15 millones que representan la mayor cantidad de lo adeudado son de las “15.000 toneladas que fueron enviadas a Cuba, a cambio de médicos”. El arroz salió pero no le cancelaron a la UNA. Flores explicó que la gestión estuvo a cargo de la Cancillería. Aunque Proaño dijo el martes que ya empezaron a cancelar los agricultores esperan una respuesta. Ante ello el Ministro afirmó que le ha solicitado al Gobernador de Los Ríos que se sienten a conversar. Resaltó que es importante que no se “confunda la política objetiva con una frente a las elecciones de 2019”. En la hoja de ruta está contemplada una reunión con el sector arrocero.

Mientras tanto ayer en Babahoyo los arroceros esperaban reunirse con Proaño, quien no llegó a la cita. Rafael Cruz, representante de los agricultores de Los Ríos, dijo que analizan “tomar medidas de hecho más profundas y más largas para buscar soluciones”. Esta posición es apoyada por Carlos Zambrano, miembro de la Corporación Nacional de Arroceros, quien afirmó sentirse burlado. De su lado, Washington Núñez, vicepresidente de la Corporación, agregó que esta es la segunda vez que Proaño los deja plantados, “no se quiere reunir con los agricultores, pero sí lo hace con los industriales”. Proaño detalló el martes que ya se vendieron las 42.000 toneladas de arroz a Colombia. (I)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí