Guayaquil, 07 de noviembre del 2014 Agricultores ecuatorianos elevan su producción de cacao organico de creación nacional, en la gráfica siembra de cacao nacional con clones de INIAP César Muñoz/Andes

Productores de Napo son capacitados en podas y cambio de copas en plantas de cacao

Tena, 20 de marzo de 2018: Agricultores de la comunidad San Clemente de Chucapi, del cantón Arosemena Tola, provincia de Napo, realizaron podas y cambios de copa en plantaciones de cacao. La capacitación la dieron técnicos del Proyecto de Reactivación de Café y Cacao, del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), junto al Director Provincial Agropecuario de Napo.

“Gracias a los técnicos y autoridades que han venido a dar este taller en el campo; tenemos muy poca producción, pero ahora con las podas esperamos mejorar la producción al doble o hasta el triple y tener mejores ganancias para nosotros”, dijo Pedro Tapuy, presidente de la Asociación de San Clemente de Chucapi.

La poda es la práctica de cortar o eliminar todos los chupones y ramas innecesarias. Se hace a partir de los ocho meses. También se efectúa para eliminar las partes enfermas y muertas del árbol.

Con la poda se mantiene árboles sanos, con capacidad productiva y con facilidad de manejo.

Según datos de la Organización Internacional del Cacao, Ecuador es el primer productor de cacao fino de aroma a escala mundial, pues satisface el 60% de la demanda internacional de este producto.

Rubén Huatatoca, uno de los socios, agradeció el apoyo de los técnicos del MAG por la enseñanza recibida sobre las podas y los injertos, recalcando que esto les permitirá mejorar las plantas, y sus ingresos.

Rodolfo Andi, productor que aprendió en la práctica de injerto manifestó: “Ahora he hecho la práctica de cómo hay que injertar. La actividad no es nada difícil, es algo que me gustó mucho y lo voy hacer en mi finca”.

El cambio de copa se lo efectúa cuando las plantaciones son bastante viejas e improductivas. El proceso consiste en injertar varetas de plantas resistentes a enfermedades, adaptadas a la zona con buena formación natural y rendimiento.

Las plantas injertas tienen la posibilidad de producir sus frutos en un año, lo cual optimiza el tiempo de producción de las fincas intervenidas.

“Hoy ha sido la oportunidad junto a los compañeros técnicos para dar una charla y también, que con la práctica respectiva, los compañeros productores puedan mejorar su productividad en bienestar de sus familias y la comunidad. Esperamos que este aprendizaje se vaya inculcando en cada finca para mejorar la producción de cacao en este sector”, manifestó Flavio Grefa, director Provincial Agropecuario de Napo al finalizar la práctica.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here