La entrega del bono de desarrollo humano (BDH) se extiende a los afiliados del Seguro Social Campesino y a las amas de casa que se encuentren en situación de pobreza, siempre y cuando no perciban una pensión. Así lo establece el Decreto Ejecutivo 350, suscrito el 29 de marzo por el presidente de la República, Lenín Moreno. El documento dispone que los pensionistas del Seguro Campesino, Seguro Artesanal Voluntario o del Trabajo del Hogar No Remunerado, no podrán acceder a las pensiones para adulto mayor y personas con discapacidad y el programa Mis Mejores Años. El Ministerio de Inclusión Económica y Social (MIES) continuará con los procesos de revisión y depuración progresiva de la base de ciudadanos elegibles para el BDH. El año pasado el Gobierno aumentó el monto del bono hasta un tope de $ 150, según el número de hijos menores de 18 años. Hasta enero el 80% de los beneficiados cobró la variable. (I)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here