Científicos en la Antártida recolectaron su primera cosecha de vegetales cultivados sin tierra, ni luz del sol ni pesticidas, dentro de un proyecto que busca ayudar a los astronautas a cultivar alimentos frescos en otros planetas.

Investigadores de la base alemana Neumayer Station III recogieron 3,6 kilos (8 libras) de lechuga, 18 pepinos y 70 rábanos que crecieron en el interior de un invernadero de alta tecnología mientras la temperatura exterior bajaba de los -20 grados Celsius (-4 Fahrenheit).

Aunque la NASA ya logró producir con éxito vegetales en la Estación Espacial Internacional, el proyecto de la Antártida quiere producir un rango más amplio de verduras que quizás algún día puedan cosecharse en Marte o en la Luna, señaló Daniel Schubert, del DLR.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here