El presidente Lenín Moreno informó este miércoles que dispuso que Ecuador ya no sea sede de los diálogos de paz  de Colombia con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN); así también, dispuso que el Gobierno ecuatoriano ya no sea garante del proceso de paz.

En una entrevista exclusiva con la cadena de televisión NTN, el mandatario ecuatoriano precisó que «hemos solicitado a la canciller de Ecuador (María Fernanda Espinosa) que frene esas conversaciones y que frene nuestra condición de garante de ese proceso de paz mientras el ELN no se comprometa a dejar de cumplir esas actividades terroristas», dijo el mandatario ecuatoriano.

El mandatario dijo que tomó la decisión el martes, y que Espinosa debía comunicar la situación a su par de Colombia, María Ángela Holguí. Agregó que el presidente Juan Manuel Santos también debía estar informado.

Las delegaciones de ambos bandos -presidida por Gusta Bell por el lado del gobierno y por Pablo Beltrán por el ELN- no se pronunciaron de inmediato acerca de la inesperada decisión del gobierno ecuatoriano.

Horas después, el presidente Juan Manuel Santos dijo a periodistas que no ha recibido ninguna comunicación oficial al respecto y que las dos cancilleres discuten el tema.

Violencia

El pronunciamiento  se produce en momentos en que se ha realizado una ofensiva binacional contra grupos irregulares, debido a la violencia en la frontera norte de Ecuador, específicamente en los sectores de Mataje y San Lorenzo.

En estos sectores se han producido atentados a destacamentos policiales y de las Fuerzas Armadas, en unos de los cuales murieron militares; además, del secuestro de tres periodistas de diario El Comercio y su psoterior asesinato en el lado colombiano.

Así también la confirmación del secuestro de una pareja de ecuatorianos en manos de disidentes de las FARC, que a cambio de dejarlos libres piden la entrega de varias personas detenidas durante operativos, por su presunta vinculación con alias Guacho, supuesto líder del Frente Oliver Sinisterra.

Además se ha producido el arresto de un lugarteniente de alias Guacho, a quien se responsabiliza de los ataques en la fronteriza provincia de Esmeraldas.

Diálogos de paz

Las conversaciones de paz entre el ELN y el gobierno colombiano se habían llevado a cabo en Ecuador desde hace más de un año, pero sufrieron numerosos reveses y un alto al fuego temporal entre las dos partes expiró en enero sin haber sido renovado.

En los últimos días, pequeños poblados en la volátil región de Catatumbo, en el noreste de Colombia, han quedado paralizados por la lucha guerrillera entre el ELN y un grupo rebelde más pequeño.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here