La cadena productiva del plátano empieza con quienes lo producen en el campo, a los que les pagan precios bajos y que han reclamado constantemente por el problema.
Del plátano barraganete que produce El Carmen en sus cerca de 7 mil hectáreas, un 70 por ciento se exporta a mercados de Estados Unidos y Europa, mientras que el restante va a Colombia y al mercado nacional.
Darwin Bravo, uno de los productores, manifestó que el precio por cada caja de exportación continúa descendiendo.

Comentó que a inicios de marzo le pagaron las cajas a $ 3,70 mientras que en las últimas tres semanas ha cobrado hasta $ 3,30 cuando el valor determinado por las autoridades es de $ 7,30.
Aseguró que ese rubro no alcanza para cubrir los gastos que genera la producción.

“Es dura esta situación porque nosotros (él y dos hermanos) arrendamos y no nos alcanza para pagar el arriendo, trabajamos como para el dueño de la finca y hasta perdiendo dinero”, dijo.
Disminuyó la mano de obra en los meses de invierno y varias labores de campo también, como deshojar y limpiar la maleza, con el fin de “ahorrar” dinero, poniendo en riesgo la calidad del plátano, sostuvo.
Indicó que la caja del producto de segunda clase que va al mercado nacional no pasa de los $ 3.

El uso. Existen microempresas como las chiflerías que le dan un valor agregado al plátano, pero aunque la materia prima está barata, esta temporada las cosas no están resultando favorables para ellos.
Arturo Giler tiene una chiflería en El Carmen, en la que produce cerca de mil kilos de chifles diarios. Manifestó que la informalidad en el negocio genera competencia y las ventas bajan por tanto producto en el mercado.
“Puede existir un margen de ganancia mayor debido a que el plátano se compra más barato en estos primeros seis meses del año, pero los pedidos del chifle bajan”, comentó.

En las últimas semanas ha detenido la producción. Los pedidos disminuyeron en un 30 % por la competencia que existe, dijo.
“En los otros seis meses del año que no llueve, la producción de plátano disminuye, se encarece y también perjudica el negocio”, señaló.
Luis Loor, presidente de la Federación Nacional de Productores de Plátano del Ecuador (Fenaprope), señaló que es importante que los productores se unan en sociedad y formalicen contratos con las exportadoras para no recibir precios por debajo del establecido.
El Ministerio de Agricultura y Ganadería informó que el precio mínimo de la caja de sustentación del plátano barraganete de 50 libras se mantiene en $ 7,30.
Sin embargo algunos productores esperan que el panorama mejore lo más pronto posible, pues las pérdidas económicas son grandes.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here