La siembra de ajos avanza a pleno y actualmente los productores locales analizan a fondo cómo reducir costos para poder competir en el mundo.

El presidente de la Cámara de Productores y Exportadores de Ajos, Cebollas y Afines de San Juan, Alfredo Figueroa, consignó que «esta fue una temporada compleja en materia de comercialización; fue muy complejo. En lo comercial muy competitivo a nivel internacional y de bajos precios internacionales y de mercado interno».

«El problema interno son los altos costos y por ello estamos trabajando e investigando cómo reducirlos para poder competir con Europa. Ni hablar de los valores chinos».

Según el productor y exportador, «España se ha transformado en un competidor importante para nosotros. Primero comenzó en algunos mercados del norte europeo y ahora lo hace con EE.UU. y algunos mercados asiáticos. Brasil está importando ajo español. Hoy es otro competidor», agregando entre otros conceptos: «Años anteriores tenían menos volúmenes y no se notaban su presencia, pero actualmente están cultivando muchas hectáreas».

Exportaciones

«Ha sido un año de ventas bajas. No había interés en los mercados ni gente a quién venderle. Muy complicada la venta y a precios muy bajos, irrisorios», afirmó Figueroa.

«Por ello los ajeros locales estamos dudando. Nosotros estamos en plena siembra. Pensando en un mercado muy incierto y no se puede plantar por las dudas. Hoy tenemos la tecnología, la maquinaria y la gente, pero también las dudas comerciales que son muchas. No podemos plantar por las dudas, cada hectárea cuesta U$S 8.000 plantarla».

«En la campaña anterior -2017-2018- llegamos a cultivar un poco más de 1.000 hectáreas. Para la próxima campaña en la Cámara de Productores y Exportadores de Ajos y afines estimamos una superficie de alrededor de 900 hectáreas. Entre 800 y 1.000 hectáreas», afirmó.

China
Los chinos siembran anualmente de 700 a 800 mil hectáreas. Como la campaña anterior les fue muy bien en precios, se entusiasmaron y plantaron mucho más y afectaron el mercado y les quedó remanente en las cámaras.

Según informes de la Embajada Argentina en la República Popular China, esta nación en el año 2016 exportó 1,74 millones de toneladas por un valor de U$S 3.553 millones. Esto es un 11% de disminución en volumen, pero un crecimiento en facturación internacional del 49,69%.

Según el mismo informe de la embajada, entre enero y junio del 2017, China exportó un total de 863 mil toneladas de ajos por valor internacional de U$S 1.797 millones. Esto es un incremento del 9% en volumen a igual período del ciclo anterior y un 29% en valor.

Según lo difundido recientemente por la Red Global de Frutas y Hortalizas en Fresh Fruit, durante los años 2015 y 16 el auge de la exportación de ajo de China estimuló a los productores locales a expandir su producción, y brindó oportunidades de negocios a los agricultores extranjeros. Algunos agricultores que solían plantar otras hortalizas comenzaron a cultivar ajo. Desde 2017 hasta el presente, la situación del mercado de exportación de ajo es terrible, lo que conlleva riesgos potenciales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here