222 niños, jóvenes y adultos, tanto residentes como turistas de Galápagos, participaron en el Programa de Educación Ambiental para la Protección de la Tortuga Verde efectuado en el primer trimestre del año por Ecology Project International (EPI) en coordinación con la Dirección del Parque Nacional Galápagos, en Tortuga Bay, isla Santa Cruz.

La guardaparque María Buitrón explicó que esta iniciativa consiste en la detección, marcaje, protección y monitoreo de nidos de estos animales. Posteriormente, cuando las pequeñas tortugas ya han emprendido su camino al mar, se realiza la excavación de nidos monitoreados para determinar el porcentaje de eclosión de los huevos de su interior. Además, entre las actividades que se ejecutaron se realizó la recolección de pellets (materia prima para fabricar plástico) y microplásticos (objetos de plástico en proceso de desintegración) en el borde costero de Tortuga Bay. Asimismo, se analizó el perfil de playa para medir mensualmente la erosión e inclinación de las dunas, para determinar la afectación en la anidación de las tortugas.

El director del Parque Nacional Galápagos, Jorge Carrión, mencionó que “2018 es el año de lucha contra el plástico. Estamos invirtiendo tiempo y recursos, tanto humanos como económicos, para reducir su cantidad ya que está contaminando nuestras playas”. También aseguró que estas iniciativas “benefician la conservación del archipiélago e involucran la participación ciudadana”.

“Trabajar por la conservación siempre fue un sueño para mí, hasta que tuve la oportunidad de unirme a este monitoreo comunitario de tortugas marinas. Darme cuenta de lo que significa ser un animal tan pequeño, enfrentando muchas amenazas para poder sobrevivir, hizo que desee proteger a esta especie y lograr que más personas se involucren para que aprendan y valoren la naturaleza”, dijo Ibrahí Rodríguez, galapagueño, voluntario desde hace cuatro años.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here