El día de ayer se inauguró el Foro Internacional Innovación e Inocuidad: Desafíos Agroalimentarios del Siglo XXI, realizado en Jalisco- México por CropLife Latinoamérica, una organización gremial internacional que representa a la Industria de la Ciencia de los Cultivos, cuyo objetivo es investigar y desarrollar agrotecnologías que ayuden a los agricultores a mejorar la eficiencia en la producción de cultivos para la seguridad alimentaria.

Eugenio Diaz Bonilla, director del Programa para América Latina y el Caribe del Instituto de Investigación sobre Políticas Alimentarias (IFPRI) en la conferencia de apertura de este foro se refirió a uno de los más importantes desafíos de Latinoamérica en el sector agropecuario; la investigación e innovación tecnológica de forma sostenible.

“Latinoamérica tiene un importante papel en el comercio, representa aproximadamente el 13% de la producción agropecuaria mundial, como exportador neto es más alto que EE.UU., Canadá y Nueva Zelanda. Latinoamérica es central en la estabilización de precios y cantidades en los mercados mundiales, lo cual es muy importante para la seguridad alimentaria global” expresó.

Además, enfatizó que Latinoamérica tiene dos papeles que son contradictorios si no se hace un esfuerzo de investigación y desarrollo fundamental para que sean compatibles; por una parte, ha tenido un gran avance en la producción agropecuaria, pero debido a esta expansión ha perdido 100 millones de hectáreas de bosque desde el año 1990 al 2015, mientras es el principal proveedor de bienes públicos ambientales como los sumideros de carbón y la generación de oxígeno.

Para equilibrar estos papeles, Diaz manifestó que Latinoamérica debe realizar esfuerzos en prácticas tecnológicas, que sean productivas, socialmente equitativas, sostenibles con el medioambiente y que aseguren la salud del consumidor.

Fernando García, Director Ejecutivo de Innovagro, entidad que es parte de la red de 21 asociaciones de CropLife Latioamérica, señala que el objetivo del foro es explorar la importancia de la innovación, inocuidad y las buenas prácticas agrícolas para enfrentar desafíos y posicionar a América Latina en mercados internacionales.

También, manifiesta que las buenas prácticas agrícolas, en las que está incluido el manejo de las agrotecnologías permitirán producir más de manera inocua y posibilitará el ingreso a mercados como EE.UU, Europa y Japón.

Periódico – www.elproductor.com –

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here