Se desarrolló la Sesión del Consejo Permanente de la Organización de Estados Americanos (OEA), en que se analizó la situación en la frontera entre Ecuador y Colombia.
En el evento, la canciller María Fernanda Espinosa brindó un informe a los países miembros sobre las acciones que ha tomado el gobierno ecuatoriano para mantener la paz en la provincia fronteriza de Esmeraldas.
«Todos los sucesos en la frontera norte han merecido la inmediata respuesta del presidente Lenín Moreno y de todo el Gobierno. Se declaró el estado de excepción en San Lorenzo», recordó la ministra.
Agregó que «Ecuador y Colombia han suscrito los procesos necesarios y el proceso de recuperación de los cuerpos del equipo de El Comercio, secuestrado y asesinado» por el Frente Oliver Sinisterra, liderado por «Guacho».
También indicó que la Cancillería estableció en San Lorenzo -cantón en donde se han registrado ataques de «Guacho»- una oficina permanente «con el propósito de atender a personas con necesidad de protección internacional».
Previamente, la canciller de Colombia, María Ángela Holguín, pidió el apoyo de la región en los esfuerzos de su país y Ecuador para afrontar la situación de violencia en la frontera común.
«Es muy bueno que la región conozca de primera mano la situación en la frontera, los esfuerzos que estamos haciendo para luchar contra el narcotráfico», dijo Holguín a los periodistas a su llegada a la OEA.
«Esta es una lucha que no solo la podemos dar Ecuador y Colombia, sino toda la región», porque detrás de la disidencia de las FARC «están los carteles del narcotráfico», añadió.
Tras la comparecencia de Espinosa, el pleno de la OEA emitió una resolución en la que expresó «sus sentidas condolencias a los familiares de las víctimas y su solidaridad con el pueblo del Ecuador y el gobierno del presidente Lenín Moreno».
Además la OEA se unió «al rechazo categórico (…) a todos los actos de violencia ocurridos recientemente en la zona de frontera común, y expresar su repudio por el secuestro y asesinato del equipo periodístico ecuatoriano, los atentados que han causado víctimas entre la fuerza pública del Ecuador y el secuestro de ciudadanos ecuatorianos».
El organismo regional ofreció «su respaldo a los gobiernos de Colombia y Ecuador para que sigan trabajando a fin de identificar y sancionar a los perpetradores y cómplices de los repudiables actos de violencia; continúen fortaleciendo el control y la seguridad en sus territorios de la frontera común y contemplen el incremento de sus programas de desarrollo económico y social en esas áreas».

La OEA no dejó de reconocer «el excelente nivel de relación que tienen los gobiernos del Ecuador y de Colombia, y su compromiso en continuar fortaleciendo su cooperación bilateral».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here