El gerente de la Unidad Nacional de Almacenamiento (UNA), Paulo Proaño Andrade, se reunió con el presidente de la Junta de Riego y Drenaje de Babahoyo, Gonzalo Jiménez, el vicepresidente de la Corporación Nacional de Organizaciones de Productores Arroceros, Washington Núñez, y otros agricultores.

En la mesa técnica se coordinó que, para el inicio de la nueva cosecha 2018, estarán libres 9.000 toneladas en Babahoyo, que representan 3 silos. Sobre los pagos, se declaró que máximo hasta el lunes estará la transferencia en las cuentas de los arroceros.

El compromiso de la UNA se traduce en ser más ágiles en la recepción del producto; es decir, debe ser analizada la calidad del producto inmediatamente, para que el agricultor pueda vender su arroz en otro lugar, en caso que no pase la calificación INEN.

Adicionalmente, se van a activar cinco centros de almacenamiento y un centro de acopio para utilizarlos, cuando sea necesario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here