Como consecuencia del clima frío y la alta humedad del aire por las lluvias en México, no hay limas mexicanas disponibles. Los productores brasileños están lidiando con problemas de calidad y color debido a la lluvia también. «Por culpa de estos factores, el mercado de limas está bajo presión; por un lado está inundado con limas de menor calidad que se ofrecen a precios demasiado bajos; por otro, todavía hay demanda de buena calidad y limas de buen color» dice Elena Rogojnikova, de Hagé International.
«Obviamente, estamos haciendo todo lo posible por proporcionar a nuestros clientes las mejores limas disponibles en este momento. Nuestras limas siempre cumplen con la demanda de LMR de los retailers y también son socialmente responsables, lo cual también es muy importante. Las limas mexicanas con las que comenzamos este mes tienen la certificación Smeta, y las brasileñas la certificación BSCI.
Como participantes en el acuerdo de IDH, nos parece muy importante que los proveedores de nuestros productos de los países de riesgo estén socialmente certificados y cumplan con las demandas de nuestros retailers. Pero, naturalmente, también es de gran importancia para nosotros que los productores y el personal, de los países de origen de nuestros productos, reciban un trato justo», expresa Elena. «Los productores prevén una mejora en las condiciones climáticas y esperamos que la temporada de ventas sea un éxito».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here