Lodo, piedras y grandes grietas dejaron los múltiples deslizamientos ocasionados en el la vía Baños-Puyo, según las autoridades a más de las fuertes lluvias una de las causas es el incremento de labores agrícolas en las laderas.
Cultivos de mandarina, aguacates, naranjillas entre otros se puede observar a lo largo de las pendientes, sembríos que de a poco van creciendo.

En el sector de El Placer de la parroquia Río Verde, donde el sábado 29 de abril se suscitó el deslave de mayor complejidad y que sepultó un bus que transportaba niños de una entidad educativa, quedan aún rastros de los huertos, así como también árboles con sus raíces al aire.
Patricia Larrea, coordinadora zonal 3 de la Secretaría de Gestión de Riesgos, manifestó que luego del lamentable percance se desarrollaron varios monitores y actividades en el sector, y una de ellas fue el levantamiento de información del estado de los suelos, donde se evidenció la sobre saturación de cultivos en esta zona.

“Hemos entregado un informe con nuestra ingeniera experta en suelos, quien ha recorrido con el equipo pertinente donde se observó la sobresaturación de los suelos por cuanto hay cultivos de mandarina”, dijo.
A decir de Larrea el deslave en el sector de El Placer se puede considerar como un evento antrópico, puesto que existe la intervención de la mano del hombre al cultivar en las laderas.

Diego Galarza, director provincial del Ministerio de Transporte y Obras Públicas, manifestó que en efecto una de los problemas que se encuentran en ciertos sectores de la vía Baños-Puyo es el crecimiento de los sembríos, lo cual provoca que el agua se filtre con mayor rapidez en el suelo provocando deslizamientos.

“Mientras no cambie la concepción de las personas ante el tema de deforestar los taludes cercanos a la vía, mientras se continúe permitiendo que se siembre y se deforeste en estos sectores, esto no va a cambiar”, comentó, al tiempo de asegurar que se debe empezar la concientización sobre este tema a fin de salvaguardar y prevenir los deslizamientos.
“En el tema puntual del bus, la causa fue deforestación del monte, siembra, acumulación de agua y sobresaturación del suelo provocando que la masa del suelo baje”, dijo Galarza.

Leonardo Carrasco, morador del sector, aseguró que sí existe siembra de una variedad de productos que se dan en la zona, sin embargo, es una actividad que lo ha hecho siempre, pues es un sector altamente productivo.

Siempre ha existido árboles de mandarina, el accidente es más por las lluvias”, comentó. Según los agricultores es la naturaleza y no se puede predecir nada.
Jorge Llerena, obrero que aporta en la limpieza de los escombros del deslave, manifestó que se puede evidenciar que aún quedan masas de tierra sensible y que se puede divisar que las raíces de las plantas de mandarina y otros productos no logran sostenerla.

Juan DeHowitt, gobernador de la provincia, anunció que en conjunto con las instituciones y a través de la Mesa Técnica de Trabajo 3 se coordinan las acciones para delimitar la franja agrícola, a fin de que no avance los asentamientos ni de personas ni de sembríos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí