Conocer el estado actual de las cadenas de valor de palma aceitera, café y cacao; conocer las nuevas tendencias de acuerdos internacionales identificando retos, desafíos y oportunidades para las cadenas de valor; y, establecer una hoja de ruta entre los actores involucrados en las cadenas de valor, con el fin de avanzar hacia una producción más sostenible con miras a la deforestación cero, son los objetivos de un taller que inició hoy en Quito, y que se efectuará hasta este 30 de mayo.

El ‘Taller sobre el estado actual de cadenas de valor de productos agropecuarios y su perspectiva hacia el mercado internacional, retos, desafíos y oportunidades’ fue organizado por el Programa Integral Amazónico de Conservación de Bosques y Producción Sostenible (PROAmazonía), que trabaja de manera articulada con el Ministerio del Ambiente (MAE) y el Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), para conocer el estado actual de las cadenas de valor de la palma aceitera y validar información generada en el marco de análisis.

En el evento participan representantes del MAG y del MAE, Green Climate Fund, Fondo para el Medio Ambiente (GEF), Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y actores de la cadena productiva de la palma aceitera.

Ecuador es el sexto mayor productor de aceite de palma en el mundo.

El taller inició con un análisis de la cadena de la palma aceitera. Los expositores abordaron temas relacionados con la producción sostenible y la deforestación cero y el estado actual de la cadena de valor de la palma aceitera.

Joy Woolfson, gerenta de la Agenda de Transformación Productiva Amazónica (ATPA), señaló que desde el Ministerio de Agricultura y Ganadería hay un gran interés por dar un giro a la política agropecuaria para profundizar en temas de sostenibilidad por medio de los nueve ejes de la Gran Minga Nacional Agropecuaria, estrategia emblemática del Gobierno Nacional para lograr la transformación del sector rural.

José Arturo Santos, asesor regional del PNUD, mencionó que las nuevas tendencias de palma demandan ejes sociales y comerciales, e indicó que Ecuador logra presentarse como un país que está reduciendo la deforestación.

Ángela Álvarez, secretaria técnica del Comité Interinstitucional de Seguimiento de Palma (CIPS), dijo que se debe transformar la producción de la palma por medio del compromiso de los productores, Gobierno e instituciones privadas para direccionarla al mercado potencial: la Unión Europea, para lo que debe cumplir con la certificación respectiva.

El Comité Interinstitucional de Seguimiento de Palma (CIPS) tiene el objetivo de promover medidas y acciones que fomenten la producción de palma sostenible, mejorar la productividad, impulsar la investigación reducir la deforestación y alcanzar la certificación jurisdiccional.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí