Manta, 11 de Marzo de 2010. Varios pescadores, venden sus productos a comerciantes en las costas de Manta. El Ecuador fue reconocido internacionalmente por su política de pesca insidental de tiburones en peligro de extinción y de esta manera también ayudar a cuidar el medio ambiente. (Foto Santiago Armas/Presidencia de la República)

Un número cada vez mayor de países se está adhiriendo a un acuerdo mundial que ayude a detener la pesca ilegal, coincidiendo con la celebración hoy del primer Día Internacional de la lucha contra la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada(INDNR). Se estima que la pesca INDNR afecta a uno de cada cinco peces capturados, con un coste anual de hasta 23 000 millones de dólares EEUU.

La fecha de hoy fue elegida para poner de relieve el flagelo de la pesca ilegal porque es el aniversario del Acuerdo sobre medidas del Estado rector del puerto (AMERP), que entró en vigor en 2016. El AMERP es el primer acuerdo internacional vinculante dirigido de forma específica a combatir la pesca ilegal, no declarada y no reglamentada. Hasta el momento, son partes del acuerdo 54 Estados y la Unión Europea, y muchos han comenzado ya a aplicar sus disposiciones.

«Muchos otros países se encuentran actualmente en el proceso de ratificación por parte de sus parlamentos. Me gustaría felicitarles a todos e instar a todos los demás países a unirse a este esfuerzo global para acabar con la pesca ilegal. Para que el AMERP alcance plena eficacia, necesitamos que se sumen todos los países», aseguró el Director General de la FAO, José Graziano da Silva, en un acto paralelo celebrado durante el Consejo de la FAO con ocasión de este día internacional.

El AMERP reduce los incentivos para los buques que operan ilegalmente, negando su acceso a los puertos y, por lo tanto, limitando su capacidad para desembarcar sus capturas. De hecho, impide que los productos pesqueros obtenidos de forma ilícita lleguen a los mercados nacionales e internacionales.

«Operadores sin escrúpulos en todo el mundo están saqueando las poblaciones de peces y vaciando nuestros oceános, y no son sólo los peces sino también las personas las que están pagando por ello. Unos océanos vacíos equivalen a estómagos y a carteras vacíos», aseguró Karmenu Vella, Comisario de Asuntos Marítimos y Pesca de la Unión Europea en el evento en la sede de la FAO.

«Indonesia sigue poniendo en marcha medidas muy estrictas y continuaremos teniendo tolerancia cero con la pesca ilegal y no declarada», señaló Susi Pudjiastuti, Ministra de Asuntos Marinos y Pesca de Indonesia, país anfitrión de la Conferencia internacional «Nuestros Océanos» de este año. «Debemos trabajar juntos. Ningún país puede acabar con la pesca INDNR por su cuenta».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí