Los primeros daños producidos por el Volcán de Fuego en Guatemala se están empezando a identificar, aunque según los productores “la primera identificación de daños se inició el mismo día que ocurrió la erupción, a partir de la zona de daños identificados por el instituto de Vulcanología y CONRED”.
Actualmente, el volcán se mantiene activo tal como publica el boletín vulcanológico del 12 de junio 2018. Las áreas más afectadas ya no son habitables por la cantidad de arena volcánica acumulada y las áreas de cultivos se verán afectadas en su productividad, pero según las declaraciones de los productores, aunque es posible que exista algún tipo de impacto en las exportaciones, “no será representativo del total de las exportaciones agrícolas de Guatemala. Los principales daños serán para le economía del país y de las comunidades afectadas, así como a la seguridad alimentaria”.
Las dimensiones afectadas son aproximadamente de entre 20 metros de ancho y 2 metros de alto y en la zona se identificaron cultivos afectados por medio de un mapa de uso de la tierra del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Alimentación -MAGA-. Estos datos fueron calculados en base a la delimitación de la “zona cero” (2019.49 hectáreas), realizada con imágenes aéreas facilitadas por aerobots.

Los suelos de la zona afectada son profundos, bien drenados, desarrollados sobre cenizas volcánicas y con alta vocación agrícola, permitiendo el desarrollo de cultivos tradicionales como el café, la caña de azúcar, el hule, y también cultivos no tradicionales como aguacate, hortalizas, nueces de macadamia, plantas ornamentales entre otros y cultivo de granos básicos como maíz y frijol. Estos cultivos están ubicados principalmente en los municipios de Alotenango de Sacatepequez y el municipio de Escuintla.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí