El biólogo Michael Knoblauch, de la Universidad Estatal de Washington, ha encontrado una vía para identificar cómo los nutrientes se mueven a través de las plantas. Su análisis del fenómeno ha dado lugar a un conjunto de técnicas que, en última instancia, pueden ser utilizadas para luchar contra enfermedades de las plantas y lograr cultivos más eficientes.

Durante más de 20 años de estudios, Michael Knoblauch ha intentado estudiar el interior de las plantas vivas sin interrumpir sus procesos. Ha medido la velocidad del flujo con tintes fluorescentes e isótropos radiactivos. Ha desarrollado un sistema que podría medir las presiones extremadamente sensibles del floema de la planta.

A través de varios microscopios, midió no sólo las circunferencias de los tallos de las plantas, sino también los agujeros de placas de tamiz que separan las células alargadas en el tejido del floema. Las geometrías de las células fueron particularmente críticas, ya que un cambio de orden de magnitud en el diámetro de un tubo u orificio crea un cambio de cuarto orden en el volumen de flujo a las raíces o a los frutos. Knoblauch espera que su trabajo conduzca a nuevas formas de proteger las plantas.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí