- Premium A -
- Gold A -
- Premium B -
Inicio Noticias Las ballenas jorobadas ya están llegando a las aguas ecuatorianas

Las ballenas jorobadas ya están llegando a las aguas ecuatorianas

0

Las playas de Esmeraldas, Manabí, Santa Elena y El Oro se alistan para recibir a cientos de ballenas jorobadas que llegan desde la Antártida. Ellas pasan por Perú, la mayoría se quedan en el Pacífico ecuatoriano y unas pocas avanzan a Colombia y Costa Rica, hasta llegar a México.

Su arribo comienza, por lo general, en los últimos días de mayo y primeros de junio. Se quedan en las aguas cálidas del Pacífico hasta septiembre de cada año.

Esta visita es aprovechada por las provincias costeras ecuatorianas, donde ya comenzó oficialmente la temporada del avistamiento para impulsar el turismo en sus respectivas zonas. Con esto, los visitantes del país y el mundo pueden conocer de cerca a estos cetáceos, los animales más grandes del mundo marino, que miden 15 m de largo y pesan cerca de 30 toneladas.

Estos gigantes viajan alrededor de 8.000 km desde la Antártida, en busca de las aguas cálidas del Pacífico ecuatoriano, que en esta época alcanzan los 26º C, temperatura ideal para protagonizar un espectáculo natural y único. Llegan para el apareamiento, que va acompañado de cantos melodiosos que emiten los machos para atraer una pareja y reproducirse. También están para el alumbramiento de las hembras que se preñaron en la temporada anterior.

Estos mamíferos marinos dan saltos sobre la superficie del agua o sacan sus aletas para llamar la atención de las hembras, lo cual es celebrado por quienes acuden a observarlas.
Paquetes completos en Atacames
Todo está listo en Súa, parroquia desde donde salen las embarcaciones autorizadas para llevar a los turistas a observar a las ‘danzarinas del mar’, y que están debidamente adecuadas para garantizar un buen viaje, afirmó el alcalde de Atacames, Byron Aparicio.

Las operadoras ofrecen paquetes que además de salir al encuentro con las ballenas, mar adentro, incluyen recorridos por las playas de Atacames, Súa, Muisne, Las Palmas. También se puede acceder a los deportes acuáticos como banana, boya y parasailing (actividad recreativa donde una persona es remolcada por un bote y elevada por los aires).

Salinas, otro punto importante
Otros sitios idóneos para avistar a las ballenas son las playas de Santa Elena, especialmente Salinas. El sitio es ideal para la práctica de deportes náuticos como el snorkel, el velerismo, el buceo, la tabla vela, el voleibol playero, el jet sky y el surf, entre otros.

También está Ayangue, un pueblo de pescadores ubicado en una bahía en forma de herradura, con aguas claras y tibias y arrecifes de coral virgen.

El lugar autorizado para embarque y desembarque de turistas ávidos de vivir una experiencia cerca de los cetáceos es el Muelle Público en Salinas. Está frente a la Capitanía, desde donde salen las embarcaciones de las siete operadoras que tienen permiso de funcionamiento.


El décimo noveno festival de avistamiento de las ballenas jorobadas también comenzó en Puerto López (Manabí). Desde este lugar se emprende la aventura mar adentro.

EL DATO
La confluencia de las corrientes fría de Humboldt y cálida de El Niño convierten a la zona marina ecuatoriana en una tibia bañera, ideal para estos grandes cetáceos.
Un atractivo especial para el turismo es el hecho de que muchos de los cetáceos buscan las cercanías de la Isla de la Plata, a unos 60 km frente a Puerto López, formación que se asemeja a la del archipiélago de Galápagos y que forma parte del Parque Nacional Machalilla.

La Isla de la Plata, conocida también como ‘la pequeña Galápagos’, alberga el 60% de las especies de aves marinas que se encuentran en el gran archipiélago, como los piqueros de patas azules, la fragatas y los albatros, entre otras. (CM)

Llegan en grupos
° Cristina Castro, directora de investigación en Ecuador de la Fundación Ballenas del Pacífico, indica que la presencia de las ballenas se produce por grupos.

A mediados de mayo llegan los machos juveniles; las hembras y los machos adultos listos para aparearse arriban a fines de mayo e inicio de junio. Las hembras que van a parir lo hacen a fines de junio.

Castro repitió la frase de Gregory Kaufman, pionero  en la observación de ballenas en Maui y presidente de la Fundación de las Ballenas de Hawai que en su momento dijo: “Ecuador es uno de los más impresionantes e increíbles destinos para la observación de ballenas”.

Consejos

Para poner atención

° Los turistas son llevados en los botes hasta dos millas del Océano Pacífico.

° Cada avistamiento tendrá una duración de dos horas 15 minutos.

° Los yates deben estar a una distancia de hasta 100 metros de los cetáceos.

° Cada bote debe contar con chalecos salvavidas, botiquín de primeros auxilios, celular, GPS y un guía certificado.

Costos

Para ver a las ballenas

°  En Súa: 25 por persona solo para avistar a las ballenas. 60 dólares incluye otros recorridos, desayuno, almuerzo y transporte.

° En Salidas: 25 dólares por persona. El costo sube si se incluyen otras actividades.

° En Puerto López: 26 dólares solo para salir al encuentro con las ballenas. 31 dólares incluye avistamiento, buceo y un aperitivo. 46 dólares con visita a la Isla de la Plata, observación de aves y más.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí