Haberlo cosechado y tenerlo amontonado en el patio de su casa, no era la idea que tenía José Basurto cuando sembró una hectárea de este producto.
El agricultor aseguró que el quintal de maní está por debajo de los 60 dólares, por ende no lo venderá hasta que el valor se incremente.

Oscar Valencia, morador del kilómetro 21 de la vía Bahía-Tosagua, recordó que hasta hace dos años el precio del quintal de este producto era de 100 dólares.
Valencia mencionó que quienes se dedican a cosechar maní se han quedado sorprendidos por la baja en el precio.
Sin embargo, también están preocupados porque hasta la zona ha llegado un maní importado, que es comercializado con normalidad por su bajo costo.

Según Valencia, este problema los está afectando severamente.
“Los agricultores que hemos tenido necesidad de dinero, hemos tenido que venderlo al precio en que está, mientras otros lo mantienen guardado esperando la posibilidad de que su precio mejore”, comentó el agricultor.
Agregó que desde julio hasta diciembre del 2017 también guardó el producto a la espera de que mejorara su precio, pero nunca sucedió.

Inversión.

Marcos Alvarado, también agricultor de la zona, comentó que para cosechar el maní se generan gastos que luego no son cubiertos con la venta del producto.
“Yo tengo seis hectáreas en los que siembro maíz y maní todos los años, pero ahora estamos trabajando casi a pérdida”, detalló Alvarado.
Francisco Alvarado, otro afectado, dijo que este año invirtió 400 dólares en sembrar maní y al precio que está, lo que sacó fue 100 dólares de ganancia.
Se buscó la versión del director provincial del Ministerio de Agricultura y Ganadería, pero no se logró contactarlo. Desde el departamento de comunicación se indicó que hoy darían información.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí