En la economía colombiana, después del café, banano, flores, aceite de palma y azúcar, el aguacate Hass, el llamado “oro verde”, ya es el sexto producto agrícola en la canasta exportadora del país.

Las ventas de esta fruta se han dinamizado, al punto que se estima que al cierre de 2018 se colocarían en el mercado 33 mil toneladas que tendrían un valor de US$70 millones.

De acuerdo con Andrés Vargas Pedraza, jefe de proyecto de Expo Agrofuturo, la alta calidad de la fruta ha llevado a que se tenga un crecimiento exponencial en los últimos años, ya que pasó de tener ventas de US$107 mil en 2010 a US$35 millones en 2016.

Los principales destinos han sido Países Bajos, Reino Unido y España.

“En el año 2017 se realizó el envió del primer cargamento de 34 toneladas de aguacate Hass hacía Estados Unidos. La apertura del mercado norteamericano significó una gran oportunidad para la agroindustria colombiana, ya que este país es un comprador con mucho potencial, teniendo en cuenta que en el año 2016 le adquirió a México el 90% de su producción de aguacates”, afirmó el directivo.

Para Vargas Pedraza, las mayores siembras se tienen en el Eje Cafetero, Tolima, Antioquia y Valle del Cauca.

Ventana exportadora
El directivo de Expo Futuro agregó que la gran ventaja de Colombia radica en que puede producir aguacate Hass en todos los meses del año, al tenerse plantado en varias zonas aptas para el desarrollo del cultivo.

Esa situación le permite entrar al mercado americano cuando no lo pueden hacer otros competidores internacionales como México, Perú y Chile, entre otros.

El mayor consumidor es EE.UU, siguiéndole Japón, Canadá, España, Francia, Países Bajos, El Salvador, China, Honduras y Guatemala.

La potencia exportadora es México, país que se queda con el 50% de las importaciones globales.

El otro porcentaje se lo reparten República Dominicana, Colombia, Chile, Perú e Indonesia.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí