Con el propósito de reducir la incidencia de rabia bovina y mejorar la productividad, ganaderos de la parroquia Veracruz, en la provincia de Pastaza, recibieron una capacitación en prevención y control de rabia paresiante bovina.

El taller estuvo a cargo de personal del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG), junto a técnicos de la Agencia de Regulación y Control Fito y Zoosanitario (Agrocalidad).

El técnico de Agrocalidad Rolando Curay explicó que estos talleres benefician a las familias campesinas que viven de la ganadería, pues con la coordinación interinstitucional ellos reciben asistencia técnica oportuna para mejorar el estado sanitario de su ganado.

Los ganaderos también recibieron charlas sobre vitaminización, desparasitación y sanidad animal.

La rabia paresiante bovina es una enfermedad epidémica, recurrente, aguda y mortal causada por el virus rábico transmitido por el vampiro común Desmodusrotundus, que afecta principalmente a los bovinos.

Se transmite a través de la mordedura de los vampiros infectados, que se alimentan de sangre, por lo que muerden a los bovinos, equinos, porcinos y ovinos y, mediante la saliva, inoculan el virus rábico.

El productor Julio Orozco manifestó que con las precauciones que han tomado, con el apoyo de los técnicos del MAG, no han tenido pérdidas y han evitado que su producción se vea perjudicada.

“Las instituciones han trabajado permanentemente en este sector y ahora nos sentimos protegidos”, enfatizó Orozco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here