Existe preocupación entre los representantes de los gremios pesquero y camaronero del país por la revisión por parte del Gobierno del subsidio del diésel para el uso industrial, cuya eliminación sería anunciada en estos días.

Ambos sectores, según sus dirigentes, generan alrededor de $ 4.500 millones por año en exportaciones al país.

“El sector camaronero ha venido creciendo en producción a una tasa del 12% anual, en un lapso de ocho años hemos triplicado la producción del crustáceo”, sostuvo José Antonio Camposano, presidente de la Cámara Nacional de Acuacultura (CNA), quien señaló que revisar el precio del combustible en estos momentos es agregarle $ 0,10 por libra producida al camaronero, lo que lo deja fuera de rentabilidad.

“Significa no pagar impuesto a la renta, porque no hay renta; y si el sector aporta con aproximadamente $ 57 millones de impuesto a la renta, por ahí se le va el efecto del ahorro por el precio diferenciado del combustible”, sostuvo Camposano.

Agregó que les restaría competitividad en mercados internacionales, en donde el precio del crustáceo ha estado a la baja los últimos 18 meses. Señaló que en el primer semestre de este año la caída significó una pérdida de $ 100 millones, cifra que podría llegar a los $ 220 millones a diciembre próximo.

El dirigente explicó que el Estado paga $ 3.000 millones en subsidios al año, de los cuales $ 1.600 millones corresponden a subsidios para los combustibles, y de esa cifra $ 78 millones corresponden a los subsidios por el precio diferenciado del combustible para su sector, el 5% del volumen total.

Por su parte, el director ejecutivo de la Cámara de Pesquería, Rafael Trujillo, indicó que el costo del combustible asciende aproximadamente al 20% de la estructura de su comercio.

Advirtió que el aumento del combustible le sumaría $ 216 a la tonelada de atún que actualmente tiene un costo promedio de $ 1.200 y lo llevaría a alrededor de los $ 1.400.

En este contexto, Trujillo señaló que la eliminación del subsidio no fue analizada en profundidad por el régimen.

“Está atacando a dos sectores estrella, con un brazo están promoviendo una ley de promoción de inversiones y por otro lado están desmotivando, promocionando la desinversión”, criticó el dirigente, quien agregó que cada dólar que el Gobierno ha invertido en subsidios productivos ha sido retribuido con empleos, producción y exportaciones por los sectores pesquero y camaronero.

Bruno Leone, presidente de la Cámara de Pesquería, a través de su cuenta de Twitter, explicó que la industria pesquera compite con flotas extranjeras con subsidios directos e indirectos para su operación.

“Pretender enunciar que los subsidios no son un instrumento de política pública para competir en un contexto globalizado de este tipo es desconocer la real dinámica de un sector tan sensible como el pesquero”, expresó Leone. (I)

320
millones de dólares

paga en nómina a sus trabajadores el sector camaronero en el Ecuador, según la CNA.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí