El Movimiento de Líderes y Lideresas de la parroquia de San Juan de Ilumán, Otavalo, creó el proyecto del Museo del Sombrero, que abrirá las puertas desde el primero de octubre.

Este movimiento ha venido trabajando desde hace más de 13 años, con el objetivo de impulsar los emprendimientos productivos en el país. Al respecto, Rómulo Encalada, su coordinador, indicó que las autoridades nacionales no han dado respuestas positivas a este plan.

Sin embargo, hemos mantenido una reunión de trabajo con BanEcuador, la Corporación Financiera Nacional y la Zonal del Mipro, con quienes vamos a impulsar esta iniciativa, tomando en cuenta a los artesanos de esta parroquia”, comentó Encalada.

Con esta propuesta se creará fuentes de trabajo, para lo cual, seis jóvenes de la localidad se encargarán de recibir a los turistas que visiten el museo. Otro grupo hará la presentación de danza y dos mujeres realizarán el protocolo, vistiendo ropa propia del sector.

Además, se tiene previsto brindar un agua aromática con una tortilla de tiesto. También se dispondrá de un telar, para la elaboración de fajas y tapices.

Cuatro enfoques

Este proyecto está enfocado en cuatro ejes principales. El primero se trata de la actualización y perfeccionamiento profesional e intelectual. El segundo es el tema de créditos con BanEcuador y la Corporación Financiera Nacional. El tercero tiene que ver con la tecnificación y, cuarto, el comercio interno y externo.

El fin es contar con una entidad estatal que articule, coordine, incentive, regule, controle y asegure el fomento y mejoramiento continuo de los procesos de emprendimiento e innovación productiva.

Según Encalada, en este museo se podrá observar una evolución del sombrero otavaleño desde 1940, cuando se utilizaba materiales como lana de oveja, conejo y cuy para su elaboración.

Durante todo este tiempo ha habido una variedad de sombreros, hasta la actualidad, en la que se utiliza uno más fino que tiene un costo de entre 250 a 350 dólares, hecho con cintillo ancho y falda pequeña”, menciona el artesano.

Unidos

Nuestra parroquia debería llamarse la ‘capital del sombrero’, porque aquí se elaboran todos los modelos que se utilizan en el país”, indica Encalada.

Agrega que como artesanos emprendedores van a unirse y organizarse para que todas las ayudas entren a la asociación y puedan beneficiarles, con el fin de sacar adelante el proyecto que busca ofertar este producto a escala nacional e internacional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here