La falta de oportunidades laborales hicieron que Adriana Lino decidiera iniciar un emprendimiento propio.

Se trata de la producción artesanal de chocolate en polvo llamado “El chocolate de la abuela”.

El nombre de su producto se debe a que la mujer lo elabora como antes sus abuelos obtenían el chocolate en polvo.
Señala que el cacao tradicionalmente se tostaba en horno de leña, se molía, se cernía y se le añadía azúcar.
Lino, de 44 años, es oriunda del recinto La Mona, un lugar situado a diez minutos de Jipijapa. En su pequeña casa, que también es su lugar de trabajo, tiene todos los implementos necesarios para el producto, que le toma dos o tres días elaborar.
El cacao lo compra a una persona que forma parte de la asociación agropecuaria a la que pertenece.
“La idea es tratar de mejorar las condiciones económicas de los compañeros, dándole valor agregado a la producción que tienen ellos”, indicó.
Manifestó que próximamente la materia prima la obtendrá de una pequeña finca donde se sembró cacao hace cuatro años.
Precios. Comentó que su producto es solicitado y aunque no tiene estadísticas, las ventas son rentables.
“El chocolate de la abuela” tiene un valor de un dólar la funda de 150 gramos; mientras que la de 300 gramos cuesta dos dólares.
La mujer además vende por libra el cacao granulado.
El cacao fino de aroma tiene un valor de $4,80 y otro más especial cuesta $4,50.
“Emprender ha sido la mejor decisión en esta época. Mi sueño es formar una microempresa”, detalló la mujer.

1 Comentario

  1. Muy loable el emprendimiento de la sra. Lino. Con una riqueza en el sabor del cacao ecuatoriano, el gobierno debería atender a este sector minoritario, ofreciendo créditos a bajo interes!!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here