El presidente de Cajamar, Eduardo Baamonde, ha dado a conocer un proyecto de inteligencia artificial dirigido al sector agrario que tiene como objetivo ayudar a planificar de una manera más precisa la producción de los cultivos.

El nuevo proyecto se está llevando a cabo desde el Centro de Innovación conjunto de Cajamar e IBM en el Parque Científico y Tecnológico de Almería y desde la entidad financiera se ha hecho hincapié en que es una de las «líneas de innovación que se están impulsando para contribuir al crecimiento y desarrollo del sector agroalimentario». Se trata de construir «un modelo cognitivo de ‘machine learning'» a partir de los datos existentes en la Estación Experimental de Cajamar Las Palmerillas, e incorporando otras fuentes de datos, como la información meteorológica de ‘The Weather Company’, para proporcionar un modelo de predicción de la producción de los cultivos. Todo ello «se pondrá a disposición de los agricultores a través de una aplicación de móvil sencilla y manejable», ha asegurado Baamonde.

El primer producto que se incorporará a este servicio será el tomate. Baamonde ha explicado que en esta primera fase se pretende aprovechar todos los datos acumulados durante las últimas cinco décadas en la estación experimental de Cajamar sobre cultivo de tomate para poder predecir la evolución de la producción y la cosecha semanal desde el inicio hasta el final del ciclo, lo que sería de «gran utilidad para los productores y las comercializadoras, ya que les permitiría planificar tanto la carga de trabajo en los invernaderos y los almacenes de manipulación como cerrar programas de suministro con sus clientes, controlando el margen de variación que se puede registrar».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here