Los proyectos mineros a gran escala que se desarrollan en el país estarán activos hasta 2040. Para 2021, cuatro concesiones traerán $ 2.384 millones por exportaciones.
La apertura de Ecuador al desarrollo de la minería a gran escala le permite prever que las exportaciones, a lo largo de 20 años, llegarán a los $ 32.063 millones, de acuerdo al Ministerio de Energía y Recursos Naturales no Renovables.
Los proyectos estratégicos Mirador (Zamora Chinchipe), a cargo de la empresa de capitales chinos Ecuacorriente; Fruta del Norte (Zamora Chinchipe), en manos de Lundin Gold de Canadá; Loma Larga (Azuay), en el que trabaja la canadiense INV Metals y Río Blanco (Azuay), competencia de otra canadiense, Junefield, aún se encuentran en fase de construcción de mina por lo que en 2018, el Gobierno proyecta una exportación de apenas $ 11 millones. Sin embargo, ya en fase de producción, se espera que el monto sume $ 2.384 millones hasta 2021.
De acuerdo al ministro del ramo, Carlos Pérez, el país apunta a convertir para 2021 a la minería en el segundo rubro de exportaciones no petroleras, con un aporte del 4% al Producto Interno Bruto (PIB) del país.
Según el funcionario, el Gobierno ha mejorado la carga fiscal para la atracción de fondos extranjeros frescos, lo que permitirá al fin del mandato presidencial captar aproximadamente $ 4.500 millones de inversiones, recaudar $ 1.326 millones por regalías, patentes, utilidades e impuestos y crear al menos 25.000 nuevas plazas de empleo directo e indirecto.
Respecto a la pequeña minería, el Ministro dijo que existe un “cuello de botella” para entregar las licencias ambientales, por el tiempo que tarda el Ministerio del Ambiente en hacerlo.
Está previsto que en los próximos días se firme un acuerdo que obligue la entrega de permisos en un plazo máximo de 90 días. “Tenemos que facilitar los procesos para que los pequeños mineros no migren a la minería ilegal”, enfatizó Pérez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here