Las setas exóticas son un mercado en crecimiento, así como el mercado de las setas ecológicas. Koert Pleunis combina ambos en su nueva empresa de producción Pleunis Bio Champ. Con su nueva empresa, el productor holandés se ha mudado a la frontera belga, conde había disponible una buena ubicación.

«Hemos visto crecer el mercado de las setas exóticas», dice Koert. Las setas se comercializan con la marca Tomabel a través de REO Veiling. Shiitake, nameko, eryngii, maitake y setas de ostra componen el surtido de esta empresa plenamente dedicada a la producción de setas exóticas. «Tenemos una mezcla con champiñones marrones que le compramos a un colega». Trabajando con productores con la marca Tomabel, se puede ofrecer toda la gama totalmente en versión ecológica.

El mercado ecológico crece
«La demanda de setas ecológicas está creciendo en Bélgica», asegura Koert. El año pasado, amplió el surtido con un envase variado que hasta entonces nunca había estado en los supermercados en versión ecológica. El mercado de las setas ecológicas crece, aunque también lo hace por el descenso del consumo de carne. «Las setas forman parte de esta tendencia porque son una fuente de proteínas», continúa. «Creo que el mercado de las setas no hará más que seguir creciendo en los próximos años».

Cada vez con más frecuencia, los supermercados les piden a los productores que les ayuden a dar con nuevos envases para las setas ecológicas. «Antes, los supermercados te decían qué envase querían, pero ahora nos piden opinión para mejorar el envase y para que tenga una imagen más ecológica», señala Koert.

 

Los viveros de la empresa tienen 2.000 metros cuadrados y están formados por 14 cámaras de 125 metros. Se han preparado algunas cámaras para la fabricación del sustrato. «Antes comprábamos sustrato maduro a los fabricantes, pero ahora fabricamos parte del sustrato in situ«, explica Koert. «Esto nos permite ser más flexibles y estar más preparados para reaccionar a los cambios del mercado». Además, así se tiene un mejor control de la producción. Normalmente, el sustrato se entrega todo de golpe, pero eso supone que todas las setas se tienen que recolectar a la vez. «Ahora podemos repartirlo a lo largo de una semana».

El precio del compost es más importante que el de la mano de obra
El compost para las setas ecológicas también tiene que tener una certificación ecológica. «Eso es más difícil para la producción de champiñones blancos, porque se cultivan sobre estiércol de caballo. Nosotros lo tenemos más fácil porque cultivamos sobre madera», explica Koert. Los árboles, principalmente haya y roble, proceden de la silvicultura y, por tanto, son ecológicos. «Se pueden utilizar diferentes tipos de madera, pero la de haya y roble son las más indicadas».

Aunque los costes de la mano de obra para producir champiñones blancos se puede ver en el precio de coste, en la producción de setas exóticas es diferente. El sustrato de madera es relativamente caro, porque lo que se refleja más en el precio de coste. «Hemos visto un aumento del cultivo de setas exóticas en Polonia y los Balcanes, pero el precio del sustrato es el mismo para todos. Por eso, no pueden producir más barato. La producción ecológica a menudo está menos desarrollada en esos países».

Pleunis Bio Champ se encuentra en una innovadora finca agrícola, un polígono industrial especialmente para empresas innovadoras. «Somos innovadores porque lo hacemos todo de manera ecológica y producimos variedades especiales», dice Koert. El agua del río Maas, que se encuentra cerca, se utiliza para la refrigeración. Además, se está construyendo un sistema de calefacción que disminuirá todavía más los costes energéticos. «Tiene ventajas, en cooperación también con el resto de empresas que se encuentran aquí».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here