Felipe García no se explica por qué la mitad de su sembrío de maíz está seca. Con lágrimas cuantifica los $ 4 mil de pérdidas.

Este agricultor se encuentra en la zona de San Ignacio de Colón. Según contó, la enfermedad de su maizal es inusual.

Explicó que sembró como todos los años, los regó constantemente como acostumbra, pero ya cuando está saliendo la mazorca, esta se seca y deja de crecer.
Indicó que de las cinco hectáreas que sembró, la mitad de las plantas se le dañó.
“He hecho pruebas, tengo una lupa, revisé las plantas, no hay insecto, gusano, no hay. No sé qué es lo que les pasa”, dijo desesperado.  Indicó que en sus 15 años como agricultor, esta es la ocasión que más ha perdido.
En el 2016 fueron las inundaciones, en el 2017 el gusano cogollero, y ahora esta “peste amarilla”, como él la llama. Mencionó que esto les sucede a otros agricultores por la zona.
De sus cinco hectáreas, normalmente cosecha 800 quintales de maíz. Ahora solo espera tener unos 200 quintales.  “Se perdió y se perdió. No hay ayuda. Nosotros estamos abandonados”, dijo entre lágrimas.
Lo mismo le sucedió a Diocles Lucas en el sector Estancia Vieja.  Solo que a él fue en solo unas cuantas mazorcas.  Él lo atribuye a unas plagas del sector.
Ayuda. Sandro Vera, director distrital del Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) en Manabí, indicó que por el momento no han llegado denuncias de este tipo.
Detalló que dos técnicos de la institución se movilizaron hasta ese sector, tomaron muestras en territorio y harán las respectivas pruebas para ver si lo que sucede es la falta de nutrientes en el suelo o hay contaminación.
Uno de los técnicos detalló que con el monitoreo se descarta cualquier tipo de plaga.
“Verificaremos, tomaremos pruebas del suelo para conocer si existe deficiencia nutricional. Recordemos que hay varios factores que merman en el tema de producción. La anterior vez en territorio vimos que hay plantas con presencia de ácaros. Antes de emitir criterios es necesario saber a qué nos estamos enfrentando”, citó.
Problemas. Julio Mero, ingeniero agrónomo, manifestó que existen factores que afectan al sector agrícola.
Uno de ellos es que el agricultor no realiza análisis de suelo para conocer los componentes nutricionales y así conocer cuáles son los que le faltarán a la planta, indicó.
Otra de las actividades es que el agricultor no conoce el ciclo de su cultivo, dijo. Es decir,  desde que nace la planta hasta la cosecha, comentó.
Agregó que existe una dependencia al paquete tecnológico de químicos que imponen las casas comerciales.
“Le dicen, con este maíz usted sacará 200 quintales. Pero el agricultor aplica el paquete tecnológico sin análisis de suelo. Hoy en día se ha eliminado toda actividad biológica del suelo”, refirió.
Antes, el maíz solo tenía una plaga, el cogollero. Ahora, dijo, existe una serie de plagas, insectos chupadores, que causan virosis y otras enfermedades.
También atribuyó al factor ambiental los cambios en las producciones del maíz, por la humedad, exceso de sol, entre otros.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí