El Consejo Superior de Investigaciones Científicas, a través del grupo Genética del Desarrollo de Plantas de la Misión Biológica de Galicia, participa en el proyecto de investigación ‘Nuevas variedades de judía para tendencias emergentes en el consumo de hortalizas’ junto con la Universidad de Almería y las empresas Ramiro Arnedo S.A., coordinadora de la iniciativa, y Lara Castañeda S.U.R.L..

La investigación, ejecutada a través de dicha una colaboración público-privada durante los próximos tres años, está financiada con más de medio millón de euros por la convocatoria 2017 del subprograma “Retos-Colaboración” del Plan Estatal de Investigación, Desarrollo e Innovación. Esta actuación tiene como objetivo apoyar proyectos en cooperación entre empresas y organismos de investigación, con el fin de promover el desarrollo de nuevas tecnologías, la aplicación empresarial de nuevas ideas y técnicas y contribuir a la creación de nuevos productos y servicios.

“En España la judía verde es el cultivo de hortaliza fresca que en los últimos años ha presentado los mayores incrementos de consumo. Sin embargo, también se ha observado un notable descenso en la superficie de cultivo debido, fundamentalmente, a la competencia ejercida por los productos procedentes de terceros países, si bien el consumidor español valora la calidad del producto tradicional, por lo que en la actualidad se puede considerar que el mercado español está en expansión”, explica Marta Santalla Ferradás, investigadora científica del CSIC en la MBG.

En este contexto, el proyecto busca responder a las necesidades de desarrollar nuevos productos de judía verde que sean más competitivos frente a las importaciones de terceros países, con un mayor valor añadido mediante el prestigio y la identidad de la producción nacional. Se pretende abordar el siguiente reto tecnológico: cómo adecuar en España la producción de la judía verde a la demanda del mercado en cuanto a la calidad.

“Pretendemos contribuir a la innovación en el sector agroalimentario y propiciar su diversificación hacia nuevos productos de judía verde que ofrezcan mejor calidad y cuyos sistemas de producción minimicen el impacto medioambiental, lo que tendrá una repercusión positiva en la apertura de nuevos canales de comercialización y en la mejora de la sostenibilidad de la producción agraria”, destaca Marta Santalla Ferradás.

OPTIBEAN contempla para ello la recuperación y puesta en valor, mediante la mejora genética, de variedades tradicionales con la optimización de su potencial productivo en condiciones de sostenibilidad y una calidad de mayor valor añadido, lo que tendrá un fuerte impacto en la cadena de valor hortofrutícola. Este programa de investigación se desarrollará con herramientas y tecnologías genómicas innovadoras aplicadas a la mejora genética y puesta en valor de la biodiversidad autóctona de judía verde.

Engloba cuatro grandes líneas de actuación: 1) Estudio de la agrodiversidad de judía y selección de nuevas variedades para el mercado de hortalizas frescas, 2) Mejora de la calidad y conservación post-cosecha necesaria para el mercado fresco de judía verde, 3) Mejora genética de la resistencia a enfermedades como estrategia para la producción sostenible de judía verde y 4) Análisis de la sostenibilidad económica del cultivo de las nuevas variedades élite, eidentificación de estrategias de valoración y determinación del impacto socioeconómico.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí