Este martes 22 de enero entra en vigor oficialmente la normativa que obliga a indicar el país de origen de las leche y los productos lácteos en el etiquetado.  Desde la Organización Interprofesional Láctea (Inlac), están esperanzados en que esta normativa, que estará vigente en principio dos años, surta sus efectos.

Según ha señalado, con esta norma se facilita el derecho a la elección de compra de los consumidores españoles “y se avanza en transparencia” al aportarle “información relevante”.

A juicio de la interprofesional, conocer el origen de la leche es una demanda de la “mayoría” de los consumidores en España y es percibido como “un atributo positivo” asociado a su calidad.

Inlac cree que también tendrá ventajas para los productores e industria porque “una mejor indicación de procedencia podría potenciar las ventas”.  De hecho, esperan que aumente el consumo en España tras la entrada en vigor del Real Decreto.

Reacción de las cooperativas

Cooperativas Agro-alimentarias ha valorado la entrada en vigor, el próximo martes, de la Ley que obliga al etiquetado del origen de la leche, por ofrecer mayor información al consumidor y permitirle elegir productos que “generen valor en el territorio y eviten su despoblación”.

En un comunicado, la organización ha recordado que toda la leche y productos lácteos que hayan sido obtenidos, elaborados y envasados en España a partir del martes tendrán que especificar con claridad la denominación “Origen: España”.

Según ha recordado, esta normativa había sido reclamada “hace tiempo” desde la organizaciones, además de otras organizaciones ganaderas y asociaciones de consumidores.

Lineal de leche en un supermercado. EFE/Archivo. Carlos Díaz

Lineal de leche en un supermercado. EFE/Archivo. Carlos Díaz

A juicio de Cooperativas, el consumidor “muestra cada vez una mayor preocupación” por la sostenibilidad del hábitat rural y del medio natural que lo rodea.

Por ello, ha expresado su confianza en que los consumidores apuesten por los productos que generan valor en el territorio y “permitan que las futuras generaciones de ganaderos y sus cooperativas puedan seguir cuidando el entorno rural”.

¿En qué consistirá el etiquetado?

El nuevo etiquetado indicará el origen de la leche utilizada como ingrediente que represente un porcentaje superior al 50 %, expresado en peso, respecto al total de ingredientes utilizados.

Las etiquetas tendrán que incluir y señalar el país de ordeño y el de transformación y si coinciden se indicará el lugar tras la mención “Origen de la leche: (lugar donde la leche ha sido ordeñada y transformada)”.

Una de las principales normas es que tendrá que ponerse la etiqueta “España” siempre que el país de ordeño o de transformación sea exclusivamente España, no pudiendo sustituirse por la expresión “UE”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí