A escala mundial el 90% de los desperdicios producidos por los seres humanos termina en cuerpos de agua  dulce sobre el nivel del mar y estos contaminantes afectan a la flora fauna y a los seres humanos.

Esta estadística llamó la atención de varios docentes de la carrera de Ingeniería Ambiental de la Universidad Técnica de Cotopaxi (UTC), quienes en conjunto con sus estudiantes desarrollaron el proyecto de islas flotantes artificiales denominado ‘Aquassistem’.

Karina Fonseca, docente de la carrera de ingeniería Ambiental, comentó que el proyecto consiste en plantas que flotan  y ofrecen un  sistema alternativo para la limpieza del agua a bajo costo, “se basa en las plantas que absorben los contaminantes que existen en ríos y  lagunas”.

Según Mercy Libay, docente y miembro del equipo, el proyecto es bastante competitivo pues el sistema remueve la  presencia de contaminantes y le da un mantenimiento al agua.

Una isla de seis metros cuadrados puede limpiar un cuerpo de agua de 1.660 metros cúbicos y cuesta 62 dólares, mientras que otros dispositivos que cumplen la misma función pueden costar  entre mil y mil 500 dólares, “la estrategia competitiva es el costo porque se usan plantas como la vetuver, la achira y el pasto de guinea, esta última absorbe excesos de hidrocarburo y las otras dos pueden limpiar nitrógeno, y plomo el que es usado  en la industrias de pinturas”, agregó Fonseca.

Al absorber estos contaminantes las plantas no se ven afectadas pues estos cuerpos requieren nitrógeno y fosforo y  en el caso de metales pesados la planta bioacumula  y luego lo desecha.

Libay destacó que no todas las  plantas tienen estas capacidades y  por ello se basaron en estudios previos y se usan plantas del medio que tienen estas propiedades.

La planta lo que hace es remover excesos de los materiales perjudiciales y no es un filtro para dejar el agua apta para el consumo humano,  por lo que la planta debería estar dentro de la empresa o el lugar contaminante para que luego se realice la descarga a los ríos y lagos y así el impacto sería mucho menor y se reduciría la contaminación en un 85%.

En el caso de los sistemas de riego la isla flotante podría colocarse en los tanques reservorios para que luego pase a las plantas pues la isla elimina todos los contaminantes de plantas y el escherichia coli entre el 80 y 85%.

Según el análisis de cuerpos de agua dulce que se realizó en conjunto con el Instituto Nacional de Meteorología e Hidrología (Inamhi) el río Cutuchí tiene contaminación media de plomo, fosfato, hidrocarburos y sobre todo coliformes por la falta de plantas de tratamiento de aguas servidas.

Erick Gutiérrez, estudiante del decimo semestre de ingeniería ambiental y parte del proyecto dijo que este proyecto le ha ayudado a tener más conciencia pues los ríos son considerados como botaderos de basura y estos  sistemas alternativos y a bajo costo son los que pueden ayudar a recuperar los cuerpos de agua dulce. El proyecto esta en fase de experimentación desde hace dos años y se analizó que con las islas se podría limpiar el agua en un porcentaje del 80 al 85% trabajando con el agua antes de que se descargue en el río.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí