Un gravamen inicial de 175 euros por tonelada y que se reducirá después de que una investigación haya informado que el aumento de las importaciones dañó a los productores europeos.

La Comisión Europea anunció la reimposición de aranceles al arroz procedente de Camboya y Birmania, un gravamen inicial de 175 euros por tonelada y que se reducirá, después de que una investigación haya informado que el aumento de las importaciones de esta región dañó a los productores europeos.

La investigación de la CE ha puesto de manifiesto que durante las cinco últimas campañas arroceras la cuota de mercado de los productores comunitarios de este sector en la Unión Europea se ha reducido sustancialmente, del 61% al 29%.

En este periodo, las importaciones de arroz procedentes de ambos países asiáticos han aumentado un 89%, siendo el precio del producto importado de estos países asiáticos mucho menor que los europeos.

Campo de arroz chino

Una agricultura rocía con pesticida un campo de arroz. Foto: Archivo EFE/Diego Azubel

Por ello, a partir del 18 de enero se restablecerá el arancel normal sobre este producto de 175 euros por tonelada en el primer año, un gravamen que se reducirá progresivamente a 150 euros por tonelada en el segundo año y a 125 euros por tonelada en el tercero.

La investigación, iniciada en mayo de 2018, surgió a raíz de una petición del Gobierno italiano a la que se adscribieron todos los países miembros productores de arroz: España, Francia, Portugal, Grecia, Hungría, Rumanía y Bulgaria.

La decisión de la Comisión, pasará a hacerse efectiva desde el día 18 de enero.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí