Un informe de la Red Mundial de Monitoreo del Comercio de Vida Silvestre (Traffic), ubica a Ecuador en el quinto lugar de la lista de 10 países con el mayor número de especies de aves en peligro de extinción.

Según la lista que publica Traffic, en el país 106 especies de aves están en esa condición, pero de acuerdo con la Lista Roja actualizada, que fue presentada por el Ministerio del Ambiente hace pocos días, serían aproximadamente 400 de las 1.508 evaluadas en Galápagos y el continente las que se encuentran en grave peligro.

En esa lista se incluyen al cóndor andino, ave nacional que fue clasificada en la categoría de En Peligro de Extinción; el colibrí Zamarrito pechinegro, ave emblemática de Quito y de la cual se conocen tan solo dos pequeñas poblaciones en el volcán Pichincha y en la Cordillera de Toisán, clasificada como Críticamente Amenazada de Extinción; el Guacamayo Verde Mayor, ave símbolo de Guayaquil, que tiene pequeñísimas poblaciones en Esmeraldas, Guayas y Santa Elena, también clasificada como Críticamente Amenazada de Extinción.

Reacciones

Esta nueva evaluación del riesgo de extinción de las aves del país revela datos preocupantes manifestó Diego Cisneros-Heredia, investigador de la Universidad San Francisco de Quito (USFQ) y uno de los autores de la nueva Lista Roja.

“El 22% de las aves de Ecuador continental y 69% de las especies de Galápagos están en riesgo de extinción, principalmente debido a la deforestación y destrucción de los ecosistemas, la contaminación de la naturaleza, la cacería y tráfico ilegal de animales, las especies invasoras, la sobrepesca y el cambio climático”, aseguró.

Mientras que Manuel Sánchez, investigador miembro de la Red AvesEcuador, quien también formó parte en la construcción de la Lista Roja, mencionó que “esta información para la conservación de las aves nos demuestra que el riesgo de colapso de muchas especies es inminente. Es importante un cambio de visión de desarrollo, así como un mejor manejo y protección del patrimonio avifaunístico del Ecuador”.

Una Lista Roja de Especies Amenazadas de Extinción es un indicador crítico de la salud de la biodiversidad, una herramienta para informar sobre el riesgo de extinción, catalizar acciones para la conservación de la biodiversidad y promover el cambio de políticas para proteger los recursos naturales, indicaron los investigadores.

Industria de la moda

El informe de Traffic publicado en ‘A vista de pájaro: lecciones de 50 años de regulación y conservación del comercio de aves en los países amazónicos’, señala que la comercialización de aves y sus productos desde la región data desde mediados del siglo XIX.

Se exportaron toneladas de plumas y pieles de aves, sobre todo colibríes y tangaras, para el mercado de la moda, demanda que implicó la caza de millones de aves. Por ejemplo, desde Brasil, antes de la Primera Guerra Mundial, un comerciante de Londres importó 400.000 colibríes y otras 360.000 aves; en 1932, unos 25.000 colibríes fueron cazados enviados a Italia para adornar cajas de chocolate.

Desde mediados de 1950, cuando se establecieron conexiones aéreas rutinarias, y hasta la fecha, alrededor de un millón de aves fueron capturadas para ser exportadas como mascotas desde todos los países sudamericanos.
En 1967 Brasil fue el primer país sudamericano en prohibir el comercio de animales silvestres, aún así sigue teniendo problema con el comercio interno de aves canoras. Cada año se confiscan en ese país entre 30.000 y 35.000 aves.

En Ecuador y Colombia también existe prohibición y leyes que sancionan. Ahora, un incentivo económico cada vez más importante para la conservación de las aves en los tres países es el turismo de observación de aves.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí